Cederá un 20% de la capacidad de las redes móviles a Drillisch Group

Telefónica se acerca a la compra de E-Plus tras el acuerdo con un virtual germano

Instalaciones de Telefónica Alemania.
Instalaciones de Telefónica Alemania.

Nuevo paso de Telefónica para cerrar la compra de E-Plus, filial germana de KPN. La operadora española ha comunicado que ha cerrado hoy un acuerdo con el operador virtual Drillisch Group, por el cual este último se compromete a comprar el 20% de la capacidad de las redes móviles que sean propiedad de Telefónica tras el proceso de fusión con el Grupo E-Plus, además de la capacidad que ya tienen comprometida con Telefónica para dar servicios a sus actuales clientes.

La compañía española ha explicado que este 20% se alcanzará mediante un modelo progresivo de implantación (glide path) a lo largo de un periodo de cinco años. Además, Drillisch tendrá derecho a adquirir hasta un 10% adicional de las mencionadas redes móviles.

A través de un acuerdo mayorista de compra de capacidad de red, Telefónica concederá a Drillisch acceso a la red conjunta resultante de la futura fusión con E-Plus y a los desarrollos tecnológicos que se apliquen sobre dichas redes a futuro, que Drillisch podrá ofrecer también a sus clientes.

Este acuerdo, según Telefónica, se firma en el marco de la decisión que ha de tomar la Unión Europea con respecto al proceso de adquisición de E-Plus por parte de Telefónica Alemania y que se prevé en el corto plazo. Esta negociación está condicionada a la aplicación de un paquete de medidas presentado por Telefónica Alemania para asegurar que el mercado alemán mantiene su dinamismo competitivo tras la fusión.

Así, el acuerdo con Drillisch sólo será efectivo si la Unión Europea aprueba la compra de E-Plus y confirma que este acuerdo cumple con los requerimientos relativos a la parte del paquete de condiciones a la que este acuerdo posiblemente hace referencia. Telefónica ha recordado que está previsto que la Unión Europea tome su decisión con respecto a la fusión en julio.

La compra, valorada en cerca de 8.600 millones de euros, tiene una gran relevancia para Telefónica, puesto que situará a la empresa española a la misma altura que Deutsche Telekom y Vodafone en el mercado germano, el mayor de Europa en términos de clientes e ingresos.