El FROB enjuiciará a más gestores de entidades en otoño

La banca asistida ha completado ya un 80% de sus planes de reestructuración

KPMG, Deloitte y PwC realizan los análisis forensic de las operaciones sospechosas

El presidente del Frob Fernando Restoy, durante la presesentacion de la sociedad de gestion de archivos procedentes de la restructuracion bancaria.
El presidente del Frob Fernando Restoy, durante la presesentacion de la sociedad de gestion de archivos procedentes de la restructuracion bancaria.

El trabajo realizado empieza a rendir sus frutos en términos de la normalización del funcionamiento del segmento más vulnerable de nuestro sistema financiero”, defendió ayer el subgobernador del Banco de España y presidente del FROB, Fernando Restoy, durante su comparecencia en la Comisión de Economía y Competitividad del Congreso de los Diputados, sobre el efecto que están teniendo los planes de reestructuración impuestos a cambio de las “elevadas” ayudas públicas inyectadas a la banca española.

Restoy recordó que la hoja de ruta que Bruselas marcó a las entidades asistidas tras el rescate, y que según dijo ha resultado ser una “pieza esencial para la racionalización del sector bancario”, se tradujo en un mandato para que redujeran un 35% su red de sucursales, un 30% su personal y un 25% sus balances. Al cierre del primer trimestre de este año, avanzó Restoy, la banca intervenida había reducido ya un 29% sus oficinas, un 26% su plantilla y un 18% sus activos, lo que de media arroja un cumplimiento del 80% sobre los objetivos fijados en los planes de reestructuración.

“La buena marcha del proceso de reestructuración de las entidades y la mejora de las condiciones económicas y financieras generales, están posibilitando la vuelta al mercado de las entidades apoyadas, que han conseguido emitir instrumentos de capital o deuda en condiciones favorables”, sostuvo Restoy, citando como ejemplo las dos emisiones de 1.000 millones de euros en deuda senior y subordinada realizadas por Bankia entre enero y mayo; la colocación de 500 millones en cédulas hipotecarias efectuada por BMN a comienzos de año o la reciente ampliación de capital protagonizada por Liberbank, que ha logrado captar 575 millones.

En paralelo a la progresiva consecución de estos hitos, reivindicó Restoy, el FROB_ha logrado vender Novagalicia al grupo venezonalo Banesco por 1.003 millones de euros; integrar Ceiss en Unicaja “minimizando el uso de recursos públicos”; avanzar en el proceso de desinversión en Catalunya Banc, que prevé adjudicar en breve a uno de los cinco candidatos que se postula para la puja final del 14 de julio; o reducir la participación estatal en Bankia del 68,39% al 60,89% el pasado febrero. Una operación, esta última, que “no tiene, en principio, repercusiones ni sobre el déficit ni sobre la deuda pública” pero que podría terminar teniendo un efecto positivo indirecto “en el momento en que BFA reparta dividendo a su accionista o amortice capital”.

Pese balance positivo de esta operación, Restoy avanzó que el FROB_no tiene “en estos momentos planes para realizar una nueva desinversión en el corto plazo” sobre su participación en la mayor de las nacionalizadas.

En cuanto a la decisión del Gobierno de comenzar a devolver ya este año parte de los 41.300 millones de euros recibidos en el rescate al sector financiero, Restoy reveló que de los 1.304 millones que se van a reembolsar, 399,27 millones serán asumidos por el FROB y el resto por el Tesoro Público, en la misma proporción en la que ambas instituciones participan en el crédito concedido por el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

Sobre la situación patrimonial en que se encuentra actualmente el organismo que preside, Restoy reconoció que el FROB contaba con unos fondos propios negativos de casi 22.000 millones de euros a cierre de 2012 como consecuencia de su apoyo al saneamiento financiero si bien la dotación de 27.170 millones realizada el año pasado a cuenta del rescate permitirá, aseguró, que el organismo mantenga un patrimonio contable positivo aún cuando se contabilicen los deterioros de 2013.

“Somos conscientes de que todavía persisten retos importantes”, concluyó Restoy, sin embargo, señalando a los test de estrés y al Mecanismo Único de Supervisión europeo como los principales y más inmediatos.

KPMG, Deloitte y PwC investigan a la banca

Fernado Restoy quiso explicar ayer ante la Cámara Baja el “papel activo” que está jugando el organismo que preside “tanto en la detección de conductas irregulares como en el ejercicio de las actuaciones judiciales derivadas” a la hora de exigir “responsabilidades a los anteriores gestores de las entidades que han recibido ayudas públicas por los daños y perjuicios causados”.

En este sentido, Restoy explicó que hasta la fecha el FROB ha iniciado o se encuentra personado en 18 causas penales en que se investigan presuntos delitos relacionados con operaciones de tráfico inmobiliario o con la retribución irregular de exdirectivos de las entidades asistidas. El también subgobernador del Banco de España valoró como un caso de éxito la sentencia dictada contra los antiguos gestores de Caixa Penedés, quienes evitaron penas de prisión a cambio de devolver 28,6 millones a BMN.

Más allá, Restoy informó al Congreso de que ya están en marcha las pesquisas encargadas sobre otras 90 operaciones sospechosas detectadas, analizando los últimos cinco años de actividad de las entidades que han recibido asistencia pública. Estas investigaciones, que están realizando ya KPMG, PwC y Deloitte como expertos independientes, y que “están en fase de finalización en la mayoría de los casos”, deberían permitir “nuevas actuaciones judiciales el próximo otoño”, avanzó Restoy.