Nuevas deducciones para familias y exenciones para pymes

El Gobierno baja el IRPF y la fiscalidad del ahorro, pero no toca el IVA

 El Gobierno ha comunicado hoy las líneas generales de la reforma fiscal que prevé entre en vigor en 2015 y se aplique de forma progresiva en dos años. El detalle de los cambios propuestos se hará público el lunes, cuando Hacienda publique para consulta pública el texto antes de redactar el proyecto de ley. Como se había avanzado, el texto prevé rebajas en la fiscalidad del trabajo, del ahorro, ayudas familiares y un menor tipo en el impuesto de Sociedades. No se tocan, por el contrario, el IVA ni la fiscalidad de la vivienda, la gasolina, el alcohol o el tabaco. Éstas son las líneas generales de la reforma:

IRPF. Se reduce el número de tramos de siete a cinco; si hoy van del 24,75% al 52%, en la próxima declaración oscilarán del 20% al 47% y en la siguiente del 19% al 45%. En los tramos bajos del impuesto se notará también el aumento de los mínimos personales. Estas rentas exentas pueden aumentar hasta un 32% según el número de descendientes, su edad, la existencias de ascendientes a cargo y la existencia de discapacidad. También se aplicarán aydas de hasta 100 euros al mes para casos como las familias con hijos dependientes con discapacidad.

Así, la rebaja del IRPF quedará en una media en del 8,06% en 2015 y del 12,5% en 2016. Ascenderá al 23,5% para rentas inferiores a 24.000 euros y al 31,06% para las de menos de 18.000.

 Ahorro. Se reducen los tipos de gravamen del ahorro, aunque seguirá existiendo progresividad. El tipo máximo pasa del 27% al 23% y el mínimo, del 21% al 19%. Las plusvalías tributarán como rentas del ahorro. Además, el Gobierno primará el ahorro a largo plazo, permitiendo reducciones en la base imponible en línea con la fiscalidad actual de los planes de pensiones. Además, las reducciones por aportación a estos planes se verán sujetas a límites más reducidos: de 10.000 euros a 5.000 euros. Se extenderá esta ventaja fiscal a seguros de ahorro o depósitos a largo plazo.

Vivienda. No hay cambios. Ni se retira la deducción por compra de vivienda habitual ni se modifica la imputación de rentas en el IRPF.

Sociedades. Se pasa a un tipo único del 25%; ahora es del 30% en general y del 25% para las pymes. La rebaja se hará efectiva en dos tramos. En 2015 el tipo será del 28%. El Ejecutivo contempla dos ventajas fiscales de nuevo cuño. Una será la reserva de capitalización, que permitirá a las empresas destinar a una provisión exenta de impuestos hasta el 10% del beneficio para promover reducir el apalancamiento. En el caso de las pymes, además de la anterior, se crea la reserva de nivelación, que permitirá a una pyme destinar parte de su beneficio a una provisión que dejará de tributar durante 5 años para compensar posibles pérdidas en ejercicios futuros. Con ambas reservas, el tipo medio efectivo de las pymes puede bajar hasta el 20%.

Información elaborada por Laura Salces, Guillermo Sánchez Vega, Nuño Rodrigo, Raquel Pascual, Miguel Moreno Mendieta, Raquel Díaz, Carlos Molina, Jaume Viñas y Cecilia Castelló.