En Corea del Sur
Samsung mejora la pantalla del Galaxy S5 que se vende en Corea del Sur

Samsung mejora la pantalla del Galaxy S5 que se vende en Corea del Sur

Los rumores y filtraciones se han cumplido y el Samsung Galaxy S5 LTE-A ya es oficial. La compañía surcoreana ha desvelado esta nueva versión de su buque insignia, que llega con mejores opciones de conexión, un procesador más moderno y una pantalla QHD Super AMOLED.

Los planes de Samsung para estrenar un nuevo modelo del Galaxy S5 se habían dado a conocer en los últimos días. Distintas filtraciones apuntaban a un intento de la compañía por presentar una versión de su buque insignia con mejores opciones de conexión. En concreto, se había especulado con una variante del Galaxy S5 que permitiese disfrutar de LTE-A, una modalidad de conexión aún más rápida que el LTE tradicional.

Finalmente Samsung ha confirmado esas filtraciones y el resultado es el Samsung Galaxy S5 LTE-A, una nueva versión del actual teléfono estrella de la compañía surcoreana. Como se esperaba, Samsung ha mejorado varios apartados del teléfono original, respetando su diseño pero aumentando sus capacidades.

La denominación LTE-A indica una de las principales novedades del dispositivo. Samsung ha optado por introducir capacidad de conexión LTE-Advance, que permite mejorar la velocidad con respecto a los modelos actuales. En concreto, se pasa de los aproximadamente 150 Mbps que soportan los LTE normales a ofrecer una velocidad de hasta 225 Mbps. Se trata de un incremento considerable, que está enfocado al mercado surcoreano, donde los servicios de conexión ya ofrecen velocidades muy superiores.

Mejor procesador y pantalla

El Samsung Galaxy S5 LTE-A también incorpora novedades en su procesador y en su pantalla. Al introducir LTE-A, Samsung ha tenido que actualizar el procesador para conseguir un chip compatible con esa tecnología de conexión. El elegido ha sido un Snapdragon 805, como se había rumoreado. Se trata de un procesador llamado a ser el protagonista de buena parte de los dispositivos del futuro y supone una evolución con respecto al Samsung Galaxy S5.

La pantalla es una aspecto que también ha recibido mejoras, pese a que no se esperaban por las últimas filtraciones. Samsung ha decidido apostar por un modelo de 5,1 pulgadas, como en el Galaxy S5 original, pero con tecnología QuadHD Super AMOLED de última generación, con resolución de 2.560 por 1.440 píxeles, según el portal GsmArena.

El cambio de pantalla es considerable ya que en el Galaxy S5 el modelo es Super AMOLED con resolución de 1.920 por 1.080 píxeles. Como se puede ver, la diferencia es considerable y hace que el nuevo Samsung Galaxy S5 LTE-A se convierta en uno de los móviles con mejor pantalla del mercado.

El resto de especificaciones se mantienen. Samsung sigue confiando en su lector de huellas dactilares y en dotar a su nuevo dispositivo de resistencia al agua y al polvo. En cuanto a la disponibilidad y el precio, parece que por el momento el nuevo Samsung Galaxy S5 LTE-A se limitará a Corea del Sur, con un precio que ronda los 800 euros al cambio. Habrá que esperar para comprobar si Samsung decide ampliar la lista de países para la comercialización o si opta por otras versiones del Galaxy S5 como el rumoreado modelo con cubierta metálica.

Normas
Entra en El País para participar