Virgin Mobile y Tuenti lanzan sus servicios en el país en pleno cambio de la ley

Telefónica y los virtuales elevan la presión sobre Slim en México

MAZ Tiempo, Virgin, Ekofon y Coppel serán OMV en México

Carlos Slim, principal accionista de América Móvil.
Carlos Slim, principal accionista de América Móvil. Reuters

La presión competitiva en el mercado mexicano de las telecos va a ir en aumento. Esta misma semana, Telefónica anunció el lanzamiento en el país norteamericano de los primeros servicios de Tuenti, su operador móvil virtual. Es solo el primer paso, porque la intención de Telefónica es lanzar Tuenti en otros mercados latinoamericanos.

Para Telefónica, México es un mercado de relevancia en el que ha hecho una apuesta muy fuerte en los últimos años, pero en el que se ha encontrado con la resistencia de América Móvil, la compañía controlada por Carlos Slim, que mantiene cerca de un 70% del mercado móvil. En la actualidad, México aporta apenas un 3,2% de los ingresos de Telefónica, cuando es un país con más de 100 millones de habitantes (la teleco cerró el primer trimestre con 19,2 millones de accesos de telefonía móvil en el país). Ahora, Tuenti puede ser una de las llaves para ganar presencia y erosionar al antiguo monopolio.

La ofensiva por esta vía puede ir en aumento. A finales de 2013, Telefónica ya determinó que durante 2014 esperaba cerrar acuerdos para permitir el acceso a sus infraestructuras de entre cinco y diez operadores móviles virtuales. Telefónica ya tiene acuerdos con firmas como Coppel, Virgin Mobile Mexico, MAZ Tiempo y Ekofon, además del pacto de interconexión establecido con NII Holdings, matriz de Nextel, para suministrar servicios de cobertura de voz y datos a nivel nacional a través de su red de móvil 3G. De todas formas, en Telefónica ya han dejado claro que el móvil es el negocio clave para la compañía en su expansión mexicana.

En este escenario, algunas compañías ya están en marcha. Hace pocos días, Virgin Mobile anunció el lanzamiento de sus servicios en México, con la intención de atacar el mercado joven. La compañía, que utiliza la red de Telefónica en el país, ofrece ya servicios con Colombia y Chile, y su intención es llegar a Brasil en los próximos meses. Virgin Mobile Latin America, que tiene entre sus accionistas a Juan Villalonga, ex presidente de Telefónica, cerró hace pocas semanas una ronda de financiación de 86 millones de dólares (unos 63,4 millones de euros) para financiar el crecimiento en el país.

Los movimientos de los virtuales coinciden con una época de cambios de relevancia en la legislación mexicana de telecos. De esta forma, el Gobierno de Enrique Peña Nieto impulsó un cambio en la legislación para favorecer la competencia en el sector.

Ahora, el Congreso mexicano está tramitando las llamadas leyes secundarias con los reglamentos para establecer la forma en la que se desarrolla la normativa. Según fuentes del sector, entre los factores claves figuran las formas en las que se legislará la compartición de redes así como las tarifas de interconexión.

Lo cierto, en cualquier caso, es que estos movimientos han generado nuevas incertidumbres en torno a América Móvil, que no pasa por un buen momento en los mercados financieros, por culpa, en gran medida, de estas incógnitas. Y es que los inversores parecen temer que la compañía que controla Carlos Slim va a sufrir un aumento de la competencia en México, su mercado de origen que aporta todavía casi un 35% de los ingresos.

Así, desde enero, las acciones de América Móvil acumulan una caída superior al 15% en la Bolsa de México.

La compañía de Slim, que está impulsando sus actividades en Telekom Austria, se ha visto perjudicada también por el reciente anuncio de AT&T, otro de sus accionistas de referencia, de que venderá su participación en el grupo, dentro de la operación de compra de DirecTV. De esta manera, la teleco estadounidense planea vender su 8,4% del capital de América Móvil, para evitar la presión de las autoridades reguladoras en países como México o Brasil, donde DirecTV compite con la operadora mexicana en el negocio de la televisión de pago.

Telefónica Alemania, en máximos anuales

Las acciones de Telefónica Alemania batieron ayer su precio máximo anual, al alcanzar durante la sesión la cota de los 6,09 euros. Al cierre, los títulos de la filial germana de Telefónica subieron más de un 4,3%% hasta 6,06 euros. Desde principios de año, los títulos de Telefónica Alemania se han revalorizado un 9,3%. Un avance que otorga a la empresa una capitalización bursátil superior a 6.769 millones de euros.

En este caso, la compañía se ha visto favorecida por los rumores que apuntan a que la Comisión Europea va a aprobar definitivamente en los próximos días la compra de E-Plus, filial germana de KPN, por parte de Telefónica.

La operación, valorada en 8.600 millones de euros, se ejecutará a través de Telefónica Alemania. En principio, Bruselas tiene de plazo hasta el próximo 10 de julio para decidir.