Los problemas van desde la conectividad WiFi hasta reinicios de los terminales
Nexus 4

Se detectan varios fallos en los Nexus con la nueva versión Android 4.4.3

La llegada de Android 4.4.3 prometía la solución de algunos problemas que se habían encontrado en los terminales Nexus (en otros también, pero en menor medida). Algunos de ellos se enmarcaban en el uso de la cámara y, también, en el de la conectividad. Pues bien, parece que sólo algunos han sido solucionados… y, además, han aparecido otros nuevos.

Según han reportado los usuarios que ya están utilizando la combinación Nexus 4 o 5 y la nueva versión Android 4.4.3, han aparecido algunos fallos de uso. Y, lo peor de todo, es que estos no son continuos y se producen de forma aleatoria, por lo que por el momento no es posible establecer un “protocolo” para poder detectar exactamente cuál es el problema y, así, poder tomar las medidas oportunas.

Ciertamente los problemas al utilizar la cámara de los Nexus se ha solucionado, pero los que se habían detectado en la conectividad siguen presentes e, incluso, en algunos casos se han agudizado. El caso es que ahora el uso de este tipo de conexión, la WiFi, no es para nada óptimo ya que las señales no son especialmente fuertes en su rango de conexión, lo que se traduce en una inestabilidad a la hora de utilizar Internet para hacer cualquier operación (el acceso mediante datos no tiene estos fallos).

Fallos más graves en los Nexus 4

Adicionalmente, algunos usuarios han indicado que los reinicios espontáneos en los Nexus 4 no se han solucionado con Android 4.4.3, por lo que siguen produciéndose con la consecuente molestia que esto conlleva. En algunos casos lo que ocurre es que el teléfono queda en estado de fuera de control y no queda otra solución que reiniciarlo para poder utilizarlo de forma normal (incluso, lo más recomendable si esto es algo constante es restablecer el terminal de fábrica).

Lo cierto es que para saber con certeza lo que ocurre hay que esperar a que Google indique qué es lo que ocurre, ya que puede deberse a una mala instalación de la actualización Android 4.4.3 (ya que esto no le ocurre al 100% de los usuarios) o, simplemente, alguna incompatibilidad del software que se utiliza. Pero, lo cierto, es que todo apunta a que la nueva versión del sistema operativo de los Mountain View no llega con todo lo necesario para que sea la solución que muchos necesitaban.

Normas