LTE-A
Un nuevo Galaxy S5 llegaría en julio con mejor procesador pero sin pantalla QHD

Un nuevo Galaxy S5 llegaría en julio con mejor procesador pero sin pantalla QHD

Samsung estaría trabajando en un nuevo modelo de su Galaxy S5 que mejoraría las prestaciones del terminal actual. Según los últimos datos, el dispositivo contaría con una mejora en su capacidad de conexión y con un nuevo procesador. Julio parece ser el mes en el que el nuevo Galaxy S5 se presentaría.

No se ha cumplido un año desde el estreno del Samsung Galaxy S5 y la compañía surcoreana ya está valorando mejoras para el terminal. El buque insignia de Samsung dispone de especificaciones muy avanzadas, pero después de su lanzamiento han comenzado a aparecer versiones con distintas mejoras para intentar llegar a más usuarios. Hasta el momento ya se ha presentado el Galaxy S5 Active, que refuerza la resistencia del dispositivo original. Tras ese modelo, la lista parece que continúa ampliándose.

Los últimos datos presentan una nueva evolución del Galaxy S5 que estaría enfocada a mejorar sus capacidades de conexión y su velocidad. Según Sammobile, los planes de Samsung son estrenar una versión del Galaxy S5 que sería compatible con tecnología LTE-A. Se trata de un sistema de conexión aún más rápido que el LTE tradicional, lo que permitiría al nuevo dispositivo ofrecer una velocidad de navegación muy superior.

En concreto, el nuevo Galaxy S5 filtrado permitiría disfrutar de una velocidad de navegación de 225 Mbps, por encima de los 150 Mbps que ofrece la tecnología LTE actual. Se trata de un incremento considerable, que confirmaría la increíble evolución que los sistemas de conexión inalámbricos están experimentando.

Nuevo procesador pero sin pantalla QHD

El hecho de que Samsung se decidiese a lanzar un Galaxy S5 con capacidad para aprovechar redes LTE-A supondría que la compañía también cambiase el procesador del dispositivo. En concreto, los datos filtrados apuntan a que la surcoreana se decantaría por el modelo Snapdragon 805 de Qualcomm, que será compatible con LTE-A.

El Snapdragon 805 es la siguiente generación del procesador de Qualcomm y se ha especulado con que un gran número de smartphones en los próximos meses lo estrenarán. El chip, además de permitir disfrutar de las mejoras en cuanto a la conexión, también podría suponer un aumento de potencia del terminal, que mantendría a los Galaxy S5 como vanguardia en el mercado de smartphones.

En cuanto al resto del terminal, las filtraciones mencionan que el diseño no recibiría grandes cambios, manteniendo la línea del Galaxy S5, por lo que no sería el rumoreado Galaxy F. De la misma manera, el nuevo modelo de Samsung no incorporaría la tecnología de pantalla QHD, que promete convertirse en la norma en los próximos modelos. De hecho, los últimos datos en torno al esperado Galaxy Note 4 apuntan a que ese dispositivo de Samsung sí que contaría con QHD, ofreciendo una resolución de pantalla a la altura de terminales como el LG G3.

Por último, los datos dados a conocer también han permitido conocer la fecha en que Samsung podría estrenar esta nueva versión del Galaxy S5 con nuevo procesador y LTE-A. Julio parece ser el mes elegido y concretamente el día 19 sería la fecha escogida por la compañía para desvelarlo.

Normas
Entra en El País para participar