Pretende conseguir mayor agilidad en la gestión

Santander España se reordena y crea un área de banca comercial

Oficina de Banco Santander en Madrid
Oficina de Banco Santander en Madrid

Cambios en Santander España. Justo un año después de que finalizaran los procesos de fusión de las redes de Santander, Banesto y Banif, y del nombramiento de Javier Marín como consejero delegado, Santander España ha iniciado su reordenación, que afecta principalmente a banca comercial.

La filial española ha creado una nueva área de negocio que se corresponde con banca comercial, la principal fuente de ingresos de la entidad. Con esta nueva unidad el banco adopta la misma estructura que el resto de las filiales latinoamericanas del grupo. Para desempeñar este cargo se ha nombrado a Víctor Menéndez Rodríguez.

El objetivo de este cambio es simplificar la estructura organizativa de Santander España, agrupando todas las áreas relacionadas con el negocio de banca comercial. Además, busca lograr una mayor coherencia con los bancos del grupo y una mayor agilidad en la gestión.

Este nombramiento ha sorprendido internamente, no solo por la influencia que tendrá en la entidad, en banca doméstica, uno de los cargos que más mima el grupo, sino también por su procedencia. Hasta ahora Menéndez era el responsable de recursos humanos, organización y costes del grupo en España. Antes había estado en auditoría. Varias fuentes aseguran que es habitual que los responsables de diferentes áreas roten por el banco, pero afirman que hasta ahora no era normal que un directivo procedente de recursos humanos pasara a ser responsable de banca comercial, aunque al revés sí. Menéndez tendrá bajo su responsabilidad banca minorista, banca privada, banca Agro, canales red, negocio de empresas, desarrollo de negocios multicanal, universidades, desarrollo comercial e innovación.

Fuera de su órbita queda la otra área de negocio, banca mayorista global, dirigida por Gabriel Alonso. Ambos reportarán directamente con Enrique García Candelas, director general responsable de Santander España.

También quedan fuera de del dominio de Menéndez la estructura territorial, compuesta por la dirección de red, con 12 territoriales, a cargo de Oscar Calleja, y las 5 principales territoriales–Madrid, Cataluña, Andalucía, Valencia y Cantabria–. Lo mismo sucede con el área de apoyo al negocio, más conocido como servicios centrales, dividida en 9 áreas, cada una bajo el paraguas de un directivo que dependen directamente de Candelas. Para sustituir a Menéndez en recursos humanos el banco ha ascendido al hasta ahora número dos de esta división en España, Carlos González.

Pero, además de estos cambios de organigrama, Santander volverá a dar una vuelta de tuerca al cierre de oficinas. El próximo día 20 tiene previsto clausurar algo más de 100 sucursales en toda España, incluido Cataluña, donde cerrará 16.

Estas clausuras son adicionales a las realizas a consecuencia de la unión de Banesto y Santander y que supuso el cierre de 700 locales. Santander España, de hecho, ya consiguió en el primer trimestre de este año adecuar el número de sucursales a su objetivo en España, que era contar con 4.000 oficinas.