Rajoy hace hincapié en que ayer no se elegía el modelo de Estado

El Congreso aprueba la abdicación real con un amplio respaldo del 85%

El Rey saluda en el acto central del Día de las Fuerzas Armadas.rn rn
El Rey saluda en el acto central del Día de las Fuerzas Armadas. EFE

No hubo sorpresas. El Pleno del Congreso de los Diputados transcurrió como se esperaba y una amplia mayoría del arco parlamentario aprobó la ley orgánica que regula la abdicación de Juan Carlos I en su hijo el Príncipe de Asturias, que será proclamado rey el próximo 19 de junio.

En concreto el resultado de la votación de esa norma fue 229 votos a favor (el 85,4% del total), 19 en contra y 23 abstenciones. Así la ley salió adelante con los votos de PP, PSOE, UPyD, Foro Asturias y UPN. Por su parte, los diputados de CiU, PNV y Coalición Canaria se abstuvieron durante la votación, que se produjo en voz alta y tras ser nombrado cada uno de los diputados con acta en el Congreso.

Los representantes de Izquierda Plural, ERC, BNG, Compromís y Geroa Bai rechazaron la norma después de defender sus enmiendas a la totalidad, en las que proponían la celebración de un referéndum sobre la continuidad de la monarquía, que no salieron adelante.

Los diputados de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) anunciaron su voto en contra a la vez que pidieron más democracia, mientras que los de Esquerra Republicana (ERC) lo hicieron reclamando una República catalana. Los parlamentarios de Amaiur, por su parte, optaron por abandonar el hemiciclo y no participar en la votación.

Mariano Rajoy: "La forma política del Estado no está en el orden del día”

La fórmula demandada para votar la ley fue la proclamación en voz alta del sentido del voto de todos los diputados uno por uno, según los iba llamando el presidente del Congreso, Jesús Posada. Esto permitió a los diputados que votaron en contra añadir sus coletillas de justificación. Las más escuchadas fueron “por más democracia”, “por el derecho a decidir” y “por la República”.

Alfredo Pérez  Rubalcaba: “ Se debe abrir un tiempo nuevo con reformas pactadas y consensuadas”

A pesar de ello, los dos grandes partidos PP y PSOE cerraron filas y solo dos diputados socialistas no fueron fieles a la disciplina de voto. El diputado del PSOE Odón Elorza se abstuvo y podría ser multado con hasta 600 euros. Mientras que su compañero de filas por Baleares, Guillem García Gasulla, se ausentó del pleno por motivos desconocidos. Fuentes del grupo socialista no precisaron si se multará a García Gasulla, ya que primero le darán la oportunidad de que justifique su ausencia.

J. A. Duran y Lleida: “CiU lleva tiempo siendo excluida de la Historia”

Ante esta situación, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hizo hincapié al defender la ley que esta norma no revisa el modelo político del Estado previsto en la Constitución. “La forma política del Estado no está en el orden del día de esta sesión”, sentenció el líder del Ejecutivo. Y dicho esto, enmarcó la sucesión dentro de la normalidad constitucional y la calificó como “un síntoma de estabilidad y madurez democrática”.

Por eso pidió a los diputados que aparcaran sus diferencias en una jornada “en la que pesan muchísimo nuestros acuerdos y carecen de trascendencia nuestras discrepancias”.

A juicio de Rajoy, los españoles estiman que la monarquía es la opción que mejor garantiza la imparcialidad, la estabilidad política, la continuidad de las instituciones y la convivencia en paz, y lo que ayer hacía el Congreso era “sintonizar con ese sentir”.

Aplausos del PP a Rubalcaba

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, garantizó por su parte, el “respeto y lealtad” de su partido al futuro reinado de Felipe VI. Si bien pidió que se habrá para el futuro monarca “un tiempo nuevo con reformas (de la Constitución) pactadas y consensuadas”. Esto permitirá, a su juicio, resolver la crisis social, institucional y territorial que, según dijo, atraviesa España. Este discurso de Rubalcaba arrancó los aplausos no solo de sus filas sino también de la bancada del PP.

El líder de los nacionalistas catalanes de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida justificó la abstención de su formación en que la federación catalana “lleva tiempo siendo excluida de la Historia”. Mientras que el líder de IU, Cayo Lara, ayer a los partidos que respaldaron la sucesión del Rey que los ciudadanos se lo harán pagar en las urnas.

Incógnita sobre el aforamiento del Rey y su trato

El Gobierno espera tomar una decisión esta misma semana sobre cómo y cuándo aforar a Don Juan Carlos una vez que deje de ser Rey y pierda la protección de la inviolabilidad que le concede la Constitución. Baraja como fórmulas más probables la enmienda a una ley orgánica en tramitación o la presentación de una proposición de ley en el Congreso. Fuentes del Ejecutivo explicaron a Europa Press que se tomará una decisión en breve y que la duda está ahora en si elegir la vía de enmiendas o que el grupo parlamentario del PP promueva una proposición de ley.

La primera vía supone enmendar una ley orgánica ya en tramitación en el Congreso. En este momento, son varias las normas de este rango que se debaten en la Cámara Baja. Es el caso de la ley orgánica complementaria de la Ley de racionalización del sector público y que modifica la Ley del Poder Judicial para incluir medidas del personal de la administración de Justicia y de la carrera judicial. El Ejecutivo trabaja en otra reforma de la Ley del Poder Judicial, que no ha aprobado todavía en Consejo de Ministros y en la que ha aprovechado para introducir el aforamiento de la Reina y de los Príncipes. Sin embargo, esta iniciativa está aún en fase de informes y su aprobación se va a demorar meses. Las fuentes consultadas aseguran que se quiere tomar una decisión que cuente con el consenso de otras fuerzas parlamentarias y también evitar que, al debate de fondo sobre el aforamiento del Rey, se añada otra polémica. Por este motivo, la iniciativa se introducirá en cualquier caso en el Congreso y no en el Senado. Por otro lado, el Gobierno previsiblemente aprobará en el Consejo de Ministros del día 20 el tratamiento futuro que tendrá Don Juan Carlos.