La variante para Europa llegará con pantalla 2K y cámara de 16 megapíxeles
Samsung Galaxy Note

El Samsung Galaxy Note 4 llegará a España con procesador de ocho núcleos

Nuevas informaciones se han conocido respecto a la llegada del phablet Samsung Galaxy Note 4, un modelo que todo apunta que será presentado el próximo mes de septiembre en el transcurso de la feria IFA que se celebrará en Berlín. El caso es que este dispositivo, con nombre interno N910, llegará en dos versiones diferentes, algo que ya es habitual en la compañía coreana.

La gran diferencia entre ambos modelos será el procesador, ya que una variante integrará un Qualcomm Snapdragon 805 (siendo uno de los primeros dispositivos que lo utilizará) y, la otra, un procesador Exynos fabricado por la propia Samsung y que integra ocho núcleos. Y, este último llegará con sorpresa, ya que en vez de ser el modelo que se esperaba, el 5430, podría ser el 5433 que sería más potente e integraría un módem de Intel XMM7260 para establecer conectividad de datos.

Esto en principio puede no suponer una gran sorpresa, pero realmente habría un detalle diferente a lo que es costumbre hasta la fecha en esta compañía y que no sería otro que el Samsung Galaxy Note 4 que llegaría a España sería el de procesador Exynos, en vez del Snapdragon habitual, que llegaría sólo para los mercados coreano, chino, japonés y el norteamericano. Es decir, que al Viejo Continente llegaría la versión N910F.

Otras características que serán de la partida en el Samsung Galaxy Note 4

Lo cierto es que con la información que se ha conocido se puede hacer una idea de lo que este nuevo phablet tendrá en su interior. Por ejemplo, sin conocerse todo apunta a que su pantalla SuperAMOLED tendrá una resolución 2K, por lo que igualaría a la que se espera que sea de la partida en el Galaxy S5 Prime (una evolución del modelo que actualmente está en las tiendas).

Además, según SamMobile, la cámara trasera del Samsung Galaxy Note 4 tendría un sensor de 16 megapíxeles fabricado por Sony (IMX240), en vez del ISOCELL desarrollado por la propia compañía corana y que se dejaría en exclusiva para la gama Galaxy S5. Sin duda un movimiento curioso, que se debería a los costes de fabricación.

El caso es que el Samsung Galaxy Note 4 cada vez está más presente en las informaciones, lo que es indicativo respecto a que su lanzamiento no estará muy lejano (como hemos indicado, todo apunta a que como de costumbre el phablet llegará en la feria IFA). Por cierto, que es de esperar que este terminal llegue con sistema operativo Android 4.4.3 y, posiblemente, con alguna sorpresa en su panel que, eso sí, incluiría lector de huellas sin que se vea penalizado el uso del stylus S Pen.

Normas
Entra en El País para participar