Truphone, la ‘teleco’ de Abramovich, conecta a la vuelta al mundo de vela

Volvo Ocean Race llama al móvil

Barcos participantes en la anterior edición de la Volvo Ocean Race.
Barcos participantes en la anterior edición de la Volvo Ocean Race. Reuters

El teléfono móvil llega a los barcos de vela de alta competición oceánica. Así, los buques que competirán en la Volvo Ocean Race, la vuelta al mundo en vela, incorporarán en la próxima edición, que partirá de Alicante en octubre, las tarjetas SIM de móvil. De esta forma, además de la conexión vía satélite, los barcos podrán conectarse a las operadoras de los países en los que haya escala, además de los países a los que se aproximen los barcos.

En este sentido, la compañía que gestiona la Volvo Ocean Race ha firmado un acuerdo global con Truphone, la operadora controlada por el magnate ruso Roman Abramovich (través de su vehículo inversor Minden) junto a sus socios Alexander Abramov y Alexander Frolov, para que se convierta en su proveedor global de comunicaciones móviles.

De esta forma, Volvo Ocean Race ha contratado el plan de precio Truphone World, que incluye llamadas de voz, mensajes SMS y datos, para todos los empleados y participantes, que podrán utilizar sus móviles y tablets en 66 países de la misma forma en que lo harían en su casa. “Somos un cliente de movilidad extrema, con empleados que se pasan nueve meses viajando por diferentes países del mundo acompañando a la regata y organizando grandes eventos en los puertos en los que concluyen las etapas”, explica Jordi Neves, responsable de Tecnología (CTO) de Volvo Ocean Race, en un encuentro con los medios de comunicación.

El que indica experto precisa que nueve de los 11 países por donde pasa la carrera forman parte de la zona Truphone World. El responsable, que explica que su grupo va a lograr ahorros superiores al 30%, indica que se ha optado por el iPhone de Apple como terminal de uso. De igual forma, señala que entre participantes y personal involucrado en la regata hay personas de 19 nacionalidades diferentes.

Volvo Ocean Race, que tiene su cuartel general en Alicante, ha impulsado una mejora tecnológica de cara a la próxima edición. Neves explica que en la regata se ha pasado de la comunicación por fax a la telemetría en vivo, que se gestiona desde el centro de control de Alicante. De esta forma se ayuda a los barcos ante posibles eventualidades como averías graves o incluso amenaza de piratería, especialmente en la zona de Somalia (hay una etapa entre Ciudad del Cabo y Abu Dhabi).

Los barcos han pasado a convertirse en auténticos estudios de televisión. Y es que los nuevos veleros contarán con cinco cámaras y micrófonos para grabar la carrera. Cada barco lleva a bordo a un reportero, que se encargará de enviar noticias y vídeos de alta definición.

Volvo Ocean Race, además, ha decidido impulsar la difusión de los contenidos de la propia regata a través de internet. La firma está diseñando una aplicación para acceder a los contenidos desde el móvil o el tablet, que estará disponible tanto para iPhone como para los teléfonos Android. “Pagábamos mucho dinero por salir en Teledeporte a las tres de la mañana”, comenta Neves.

La organización ha cambiado el modelo al establecer un único modelo de embarcación, el Volvo Ocean 65. “Todos los equipos competirán con naves idénticas”, afirma Knut Frostad, consejero delegado de Volvo Ocean Race, propiedad de Volvo Car Corporation y Volvo Group. El directivo explica que ya hay cinco equipos, Team SCA, Abu Dhabi Ocean Racing, Dongfeng Race Team, Team Brunel y Team Alvimedica. La organización espera la participación de otros dos equipos, entre los que podría participar uno con patrocinio de un grupo español. En ediciones anteriores participó Telefónica.