Rajeev Suri

La experiencia es un grado

Pese a su juventud, el recién nombrado presidente de Nokia es alguien respetado en el sector. Sus señas de identidad son la multiculturalidad y la dedicación

Caricatura de Rajeev Suri, nuevo presidente y consejero delegado de Nokia.
Caricatura de Rajeev Suri, nuevo presidente y consejero delegado de Nokia.

El eslogan Connecting People es una de las señas de identidad de la multinacional finlandesa Nokia. La que fue durante años la compañía líder en fabricación y ventas de teléfonos móviles conectó, como su lema indica, a personas de todo el mundo y consiguió que la internacionalidad marcara su ADN. Sin embargo, no haberse subido a tiempo al carro de los smartphones causó graves estragos en sus cuentas. Después de traspasar a Microsoft su negocio de móviles el año pasado, se abrió una nueva era en la empresa, que desde el mes pasado está dirigida por una nueva cara casi tan internacional como la propia Nokia: Rajeev Suri (Nueva Delhi, 1967).

Nacido en India, este directivo tiene oficialmente nacionalidad de Singapur y ha vivido en siete países diferentes. Residió en Kuwait durante varios años y, desde que sus obligaciones lo reclamaron, su hogar está en Finlandia.

Ingeniero en Electrónica y Telecomunicaciones, Suri llegó a Nokia en 1995 para dedicarse al ámbito técnico, pero finalmente sus actitudes terminaron llevándole a los despachos. En su currículum no aparece ningún doctorado, título MBA u otro programa de gestión empresarial; el nuevo consejero delegado y presidente de la tecnológica ha ido forjándose como directivo con la práctica a lo largo de los casi 20 años que ha estado trabajando allí.

Suri ha ocupado diversos cargos en ese tiempo, primero en la división de Asia-Pacífico y después en el núcleo de la empresa. El más relevante era el que ostentaba hasta su nombramiento como responsable máximo del grupo, ya que desde 2009 dirigía los pasos de la unidad de redes de Nokia, una de las grandes apuestas de la firma de cara al futuro. La transformación que llevó a cabo en ella el ejecutivo, justo cuando esta atravesaba por un momento crítico (incluyendo algunas medidas polémicas, como un gran número de despidos), parece haber sido uno de los avales que le han llevado a su puesto actual.

Entre las habilidades directivas de Rajeev Suri destaca la motivación. Pese a su timidez ante las cámaras, el nuevo jefe de la compañía se muestra firme y cercano en los discursos a sus empleados para conseguir sacar lo mejor de ellos. Y pese a su juventud, es un profesional muy respetado en un ámbito que hasta ahora habían dominado europeos y estadounidenses.

Puede que por su nuevo cometido tenga que echar mano más de una vez de sus dotes de motivador, ya que el reto que tiene por delante es todavía mayor que el que llevó a cabo en Nokia Solutions and Networks (NSN, antes compartida con Siemens). El directivo aseguraba en el comunicado que hacía público su nombramiento que suponía para él un gran honor asumir semejante papel y se mostraba convencido de las posibilidades de la compañía en esta nueva era. “Nokia, con su profunda experiencia para conectar personas y la fortaleza de sus tres negocios estratégicos, está bien posicionada para aprovechar las nuevas oportunidades en este periodo de cambio tecnológico”, sentenciaba en la nota.

El nuevo responsable de la tecnológica ha ido forjándose con la práctica a lo largo de los casi 20 años que lleva en la empresa

La alegría por su ascenso fue patente en la universidad de Manipal (India), donde cursó sus estudios superiores. Algunos de sus profesores explicaron entonces a los medios de comunicación que lo recordaban como un estudiante con talento y dedicación. Otros docentes definieron al ahora consejero delegado de la compañía finlandesa como un joven con ambiciones y que al que siempre le interesaba hacer cosas nuevas.

La casualidad ha querido que recientemente la escuela celebrara también los logros de otro antiguo alumno. Y es que el próximo consejero delegado de Microsoft, Sayta Nadella, pasó por las mismas aulas.

Muy seguro de las posibilidades que tiene por delante Nokia tras la venta de su unidad de móviles a la compañía creada por Bill Gates, Rajeev Suri tendrá que poner todos sus esfuerzos en aprovechar esas oportunidades.

Acostumbrado al trabajo duro, el directivo es también conocido por sus aficiones. Puede que sus nuevas tareas le obliguen ahora a reducir sus horas de gimnasio, y es que a Suri le gusta olvidarse de las preocupaciones del día a día haciendo ejercicio físico. Otra de sus pasiones es la lectura –de hecho dicen que puede llegar a devorar hasta cinco libros en una sola semana–. Entre todas sus tareas y hobbies consigue también hacer un hueco de vez en cuando para la música, tanto para escucharla como para hacer alguna que otra vez sus pinitos con la composición.

Pero cuando dispone de tiempo libre, lo que más le gusta es dedicarse a su mujer y sus dos hijos, hoy en día adolescentes. Su esposa, empresaria impulsora del grupo de reclutamiento y selección de directivos Nastrac, es uno de sus grandes apoyos.

A Rajeev Suri se le considera una persona familiar, que no se olvida de sus orígenes. Su conexión con India, donde siguen residiendo sus padres, es todavía muy fuerte, y no solo en lo personal. El nuevo responsable de Nokia ha explicado más de una vez el potencial de crecimiento que cree que la firma tiene en el país. Muestra de ello es que impulsó la puesta en marcha allí de una unidad de servicios de SNS. Son muchas las voces que hablan de una posible apuesta de la compañía finlandesa en este terreno gracias a los contactos de su nuevo líder.

En cualquier caso, las palabras que le han dedicado en las últimas semanas en la prensa quienes han trabajado con él llevan a pensar que cualquiera de sus decisiones estará cuidadosamente meditada y calculada. Dinámico, meticuloso e inteligente son algunos de los adjetivos con los que se han referido a Suri.

La responsabilidad que tiene en sus manos hará que esa formación, no académica pero sí eficaz, que ha logrado con los años siga aumentando a medida que continúa trabajando para conectar el mundo.