El precio de compra han sido 92 euros por acción

Metrovacesa vende su 27% en Gecina por 1.546 millones

Blackstone e Ivanhoe alcanzan oficilamente un 29,9% en Gecina

En el comunicado de la operación se omite la identidad de titulares de más del 4% de Gecina

Francia podría obligar a Blackstone a lanzar una opa por el 100%

Gecina está disparada en Bolsa, el viernes cerró a 110,9 euros por acción

Cartel de Metrovacesa en un edificio en Madrid.
Cartel de Metrovacesa en un edificio en Madrid.

Metrovacesa ha vendido la participación que ostentaba del 26,7% en Gecina por 1.546 millones de euros. Los compradores han sido Norges Bank (9%), Crédit Agricole Assurances (4,68%), Blackstone e Ivanhoé (6,92%) y una sociedad afiliada a Blackstone (1,46%), según ha comunicado la inmobiliaria francesa, una de las mayores de Europa. El precio fijado han sido 92 euros por acción. La venta se ha realizado con descuento del 10% sobre el valor neto de los activos de Gecina. La operación se cerrará entre julio y septiembre de este año.

Gecina lleva unas semanas disparada en Bolsa. El viernes cerró a 110,9 euros por acción tras subir un 4%, un valor que no alcanzaba desde la época en la que Metrovacesa adquirió la mayoría de su capital, en 2005. La compañía francesa ha alcanzado un valor en Bolsa de 6.975,5 millones de euros.

Blackstone poseía desde el pasado mes de enero el 23% de Gecina a través de la sociedad Eliseo, junto con el fondo canadiense Ivanhoe, controlado por Caisse de Dépot et Placement du Québec. Si a esta participación se le suma la adquirida en la compra anunciada el viernes por la noche de los títulos de Metrovacesa, Blackstone podría superar el límite legal a partir del cual es obligado el lanzamiento de una opa. La suma del 23% de Blackstone e Ivanhoe en Gecina, más el 6,92% que han adquirido de los títulos de Metrovacesa, resulta un 29,95%. A este porcentaje hay que sumar el 1,46% que dicen las dos firmas haber adquirido a través de una filial.

Además, de acuerdo al comunicado de Gecina, las entidades adquirientes se han hecho con toda la participación de Metrovacesa en Gecina, un 26,74%. Pero la suma de las compras anunciadas supone un porcentaje del 22,06% con lo que queda un 4% de acciones de Gecina compradas cuyos titulares no ha informado debidamente de su identidad.

A pesar de que Blackstone ha llevado a cabo la operación junto con Ivanhoe  –fuentes consultadas aseguran que en esa compra también figura el fondo Oaktree, dueño en España de Panrico–, el regulador del mercado francés puede entener que las sociedades actúan de forma concertada. El regulador francés (AMF) ya obligó en su momento a los empresarios españoles Joaquín Rivero y Bautista Soler a desprenderse de títulos en Gecina y no superar el umbral que entonces, más del 30%, activaba el lanzamiento de opa en Francia.

Precisamente Blackstone y Ivanhoe poseían ya el 23% de Gecina después de haberse hecho, el pasado mes de enero, con las acciones que los empresarios españoles tenían en la inmobiliaria francesa. La sociedad estadounidense y la canadiense lograron ese capital acudiendo a la justicia de Luxemburgo. Rivero y Soler eran los dos mayores accionistas individuales de Gecina, con el 16,1% y el 15,2% respectivamente, participaciones que adquirieron gracias a préstamos millonarios aportados por, fundamentalmente, entidades financieras españolas. Las sociedades a través de las cuales Rivero y Soler controlan en total el 31% de Gecina, Alteco y Mag Import, se declararon en concurso en octubre de 2012. La declaración del concurso se produjo justo cuando las entidades prestamistas se disponían a ejecutar las garantías y convertirse en accionistas de Gecina. Pero el juez del mercantil número 8 de Madrid dictó entonces un auto en el que, de forma expeditiva, impedía a las entidades financieras acreedoras ejecutar garantía alguna. Al no poder ejecutar las garantías, las entidades vendieron buena parte de esos créditos a Blackstone e Ivanhoe, que fueron comprando deuda a los bancos entre finales de 2012 y principios de 2013 hasta alcanzar el 64,7% de la deuda total (a través de una sociedad con sede en Canadá, Blackstone Real Estate Principal Transaction Partners). Blackstone acudió a la justicia de Luxemburgo para obtener el permiso pertinente para intercambiar esa deuda por acciones de Gecina, permiso que le concedió la justicia de ese país.

Metrovacesa adquirió la mayoría de Gecina en 2005, cuando estaba presidida por Joaquín Rivero, en una operación valorada en 5.500 millones. En la actualidad Metrovacesa está controlada por bancos españoles liderados por Santander; la inmobiliaria dejó de cotizar en Bolsa el pasado año. A finales de septiembre de 2012 la deuda del grupo era de 5.102 millones.