Para preservar la estabilidad financiera

Restoy pide claridad en las normas de resolución bancaria

Fernando Restoy, subgobernador del Banco de España
Fernando Restoy, subgobernador del Banco de España

El subgobernador del Banco de España y presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Fernando Restoy, reclamó ayer claridad en la normativa de resolución a aplicar en el sistema para mantener la estabilidad financiera y proteger el dinero de los contribuyentes. Durante su discurso de clausura de la conferencia Challenges for Banking Resolution, organizada por el FROB a puerta cerrada en el madrileño Hotel Villa Magna, Restoy manifestó que en la actualidad existe un amplio acuerdo sobre la opinión de que para minimizar el uso de recursos públicos no es suficiente con trabajar en la prevención de las quiebras bancarias mediante la aprobación de políticas de regulación y supervisión adecuadas, sino que también es necesario poder hacer frente “de una manera ordenada” a los bancos que no son viables.

Por ello, entiende que, dado que la política de resolución aún es muy joven, sería necesario contar con un manual completo que pudiera guiar las acciones de las autoridades en el campo de la resolución. En este sentido, señaló que en ocasiones se han de tomar las decisiones como si se estuviera explorando un territorio desconocido “lleno de riesgos jurídicos y económicos”.

También hizo alusión a la llegada de la Unión Bancaria y señaló que aunque el fondo de resolución está bien dotado y los niveles de capitalización de las entidades proporcionarán un buffer (colchón de capital) lo suficientemente grande como para cubrir los costes de resolución en la mayoría de los casos, “sigue siendo necesario” garantizar una instancia de respaldo público en forma de línea de crédito para este fondo, siguiendo el ejemplo de otras jurisdicciones.

A su juicio, la nueva legislación del Mecanismo Único de Resolución proporcionará una mayor coherencia y un marco de resolución homogéneo en el que las consideraciones de estabilidad financiera y la preservación de los intereses de los contribuyentes se tendrán plenamente en cuenta a la hora de tomar decisiones dentro de la UE.

Sin embargo, entiende que estas normas legislativas no implican ningún cambio con respecto a las normas sobre ayudas estatales, por lo que será necesaria una buena comprensión de los diferentes ángulos y responsabilidades políticas, que han de combinarse con eficacia a la hora de abordar la adecuación de estos planes.

También defendió el trabajo del FROB y puso dijo que ninguna de las decisiones tomadas ha sido impugnada con éxito hasta la fecha en los tribunales.