Cameron afirma que “ha sido un gran amigo del Reino Unido”

Merkel y Hollande destacan el papel del Rey como "artesano de la transición"

El Rey Juan Carlos y la canciller alemana Angela Merkel.
El Rey Juan Carlos y la canciller alemana Angela Merkel. Reuters

La canciller alemana, Angela Merkel, tiene "buenos recuerdos" de sus encuentros con el Rey Juan Carlos, según ha explicado Steffen Seibert, portavoz del gobierno alemán. "Ella valora en el nivel personal y por su papel histórico durante la Transición española", añade el portavoz.

Desde París, François Hollande, presidente de Francia, destacó el “papel determinante” que el rey jugó en el inicio de la democracia española y le calificó como “artesano de la transición”. En un comunicado, Hollande apuntó la figura del Rey como “artesano de la transición tras la dictadura franquista, condujo a su país por el camino de las libertades civiles y políticas, de la integración europea y de la modernidad”.

“Francia garantiza al Gobierno y al pueblo español toda su amistad y su apoyo en este momento importante de la vida de su país”, añadió el presidente, según el cual en estos 39 años de reinado Juan Carlos I ha encarnado “la España democrática”, expresó también el líder francés.

El presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, recordó por su parte que “el rey Juan Carlos ha sido un pilar para España en su transición exitosa hacia la democracia, la libertad y el progreso”. Schulz deseó al Príncipe de Asturias “éxito para su reinado” y se mostró confiado en que “será un modelo de cohesión y confianza” y mantendrá “el compromiso de España para una Unión Europea fuerte”.

En Reino Unido, el primer ministro británico, David Cameron, destacó la contribución del monarca a la democracia española. Cameron, a través de un mensaje enviado a Mariano Rajoy apunta que “me gustaría aprovechar esta oportunidad para rendir tributo al rey Juan Carlos, que ha hecho tanto durante su reinado para ayudar a la exitosa transición de España a la democracia y que ha sido un gran amigo del Reino Unido”.

El Gobierno de Gibraltar ha asegurado que el rey Juan Carlos ha tenido “un lugar en la historia” y que será recordado, con respecto a Gibraltar, por "su llamamiento ante la Asamblea General de Naciones Unidas para que todas las partes involucradas buscasen “soluciones innovadoras acorde con los tiempos en los que vivimos“.

Desde Bélgica, el primer ministro Elio Di Rupo, agradeció las estrechas relaciones que Bélgica y España han mantenido durante su reinado entre ambos países y deseó suerte a los futuros reyes de España. Di Rupo puso de relieve las “intensas y cálidas relaciones” que Bélgica y España han mantenido durante el reinado de Juan Carlos, y “el importante papel que desempeñó durante el restablecimiento de la democracia en España”.

El rey Carlos Gustavo de Suecia elogió, por su parte, la figura de Don Juan Carlos y expresó su apoyo a la Casa Real en un comunicado en el que afirma que "el rey Juan Carlos se convirtió en monarca y jefe de Estado en 1975. Y desde entonces ha significado mucho para el proceso de democratización de España y ha contribuido de forma positiva a su desarrollo".

Por su parte, la jefa de la Casa Imperial Rusa, María Románova, expresó su respeto por la decisión del monarca y destacó su confianza en que su hijo, el príncipe Felipe, siga sus pasos. “La Gran Duquesa siente un gran respeto por el rey Juan Carlos y todo lo que hizo por su país, y por su decisión”, afirmó Alexandr Zakátov, portavoz de la Casa.

Al otro lado del Atlántico, la Casa Blanca recalcó el esfuerzo del monarca para convertir a España en un país “líder mundial en derechos humanos”, mientras que el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, expresó su “sincera gratitud” al Rey por su “destacado servicio público” y quiso recordar el “compromiso personal” del Rey y sus “valiosas contribuciones” con el trabajo de Naciones Unidas, como por ejemplo la Alianza de Civilizaciones o lo Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Unas reacciones que también llegaron desde América Latina, donde el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, describió al monarca como un “gran defensor de la democracia y de la paz”. Mientras, el Gobierno mexicano destacó el “liderazgo” ejercido por el Rey en pro de una Iberoamérica “sólida y unida” y destacó la contribución de don Juan Carlos a la consolidación de la democracia en España.