Espera crecer con pymes, el sector turístico y firmas exportadoras

El seguro se vuelca en las empresas tras varios años de fuertes caídas

Una sucursal de La Caixa, con una promoción de seguros en su escaparate.
Una sucursal de La Caixa, con una promoción de seguros en su escaparate.

El desplome de la venta de seguros a empresas durante la recesión de la economía española ha sido mayúsculo. La destrucción de pymes, los Expedientes de Regulación de Empleo y la contracción de la facturación ha hecho que las compañías necesitaran menos seguros de responsabilidad civil o seguros industriales.

Con la estabilización de la situación económica, el sector asegurador está volviendo a poner el foco en la comercialización de pólizas entre empresas.

En el ramo de seguros industriales, las caídas del 10% que se registraron a comienzos de 2013, se han atenuado hasta el 4% (en términos interanuales), de acuerdo con los últimos datos disponibles, correspondientes a abril. “Las cifras mejoran mes tras mes, aunque la situación sigue siendo complicada”, explica Kristof Vanooteghem, director del área de empresas de AXA España. “Si la tendencia se confirma, tal vez acabemos el año en tablas en algunos de los ramos de seguros de empresas, después de varios ejercicios de caídas”.

Uno de los ámbitos donde es más evidente el cambio de tendencia es en los seguros de responsabilidad civil para empresas. En 2009, este ramo llegó a registrar una tasa de caída interanual del 13%. Sin embargo, las ventas se han ido estabilizando y los expertos esperan que este ejercicio acabará en plano o con una ligera subida.

Uno de los pocos ámbitos en el que las aseguradoras han logrado mantener el tipo en los momentos más duros es en los seguros de salud para empresas. “La asistencia sanitaria está teniendo un buen comportamiento y creemos irá aún mejor, aún cuando este tipo de beneficio social se ha incorporado a las bases de cotización de la Seguridad Social”, comenta Carlos Hernández, subdirector general comercial de SegurCaixa Adeslas. Este tipo de complemento salarial es muy apreciado por los trabajadores y en los últimos trimestres ha seguido creciendo el número de asegurados y la prima media contratada.

Fuentes de Bankia explican que los seguros de empresa aportan un 11,2% de las primas totales de seguros. Para este año, el objetivo fijado por el grupo es lograr incrementos superiores a los dos dígitos en la facturación, apoyándose en el aumento de la actividad crediticia y la consolidación de la recuperación económica.

La venta de seguros a empresas “está funcionando bien y tenemos expectativas muy positivas dada la prioridad que Bankia está dando a la relación comercial con empresas y autónomos, el modelo de negocio de centros y gestores especializados en empresas, y al reciente acuerdo de distribución de seguros firmado con Mapfre”, explican desde la entidad.

Para La Caixa también es prioritario volver a crecer en este segmento. Hace tres meses, la entidad puso en marcha una campaña para extender la venta de paquetes de seguros, a pymes y autónomos, dentro de la estrategia global de CaixaNegocios. “Hay que tener en cuenta que los autónomos son los clientes más desprotegidos” del sector financiero en general y en particular en el de seguros, explicaba hace unas semanas a CincoDías el director del departamento de banca de particulares de CaixaBank, Ramón Faura.

 

Acercamiento a las nuevas pymes

Una de las estrategias que han iniciado varias compañías es crear productos para nuevas pymes. Es el caso de AXA, que ha comenzado a comercializar el Seguro Start Up. “Es un seguro básico, con un precio muy ajustado, para cubrir los riesgos de una empresa incipiente”, apunta Kristof Vanooteghem. La fórmula más sencilla solo cuesta 199 euros al año.

Entre las compañías donde está resurgiendo la contratación de seguros, destacan las vinculadas al turismo, las especializadas en exportaciones, el sector de la alimentación y las bebidas y las empresas vinculadas a la educación. En cambio, los seguros ligados a las constructoras siguen sin levantar cabeza.

Los directivos consultados coinciden en que la recuperación es débil, pero también en que los seguros de empresas han tocado fondo y que la tendencia ha cambiado.

El negocio con grandes compañías

M. M. M.

Una de las fuentes de crecimiento que están teniendo algunas aseguradoras en su negocio con empresas proviene de las grandes corporaciones. Carlos Hernández, subdirector general comercial de SegurCaixa Adeslas, recuerda que la compañía (pariticipada por Mutua Madrileña y La Caixa) provee los seguros de salud a los empleados de Endesa, Iberdrola, Vodafone… Esta base de asegurados ha sido fundamental para mantener el nivel de ingresos de la compañía en los momentos más difíciles.

“También trabajamos con los grandes broker del mercado, como Marsh, Aon o Willis, que son especialistas en la comercialización de seguros para empresas”, comenta Hernández. Una tercera vía de comercialización la constituye el centenar de Centros de Empresas con los que cuenta el grupo CaixaBank.

Otra de las firmas que ha logrado mantener los niveles de facturación con empresas es Allianz. Su subdirector general para el área de empresas y reaseguro, Jaime de Argüelles, explica que esta división facturó 367 millones en 2013, en línea con los niveles del año anterior, “gracias a una estrategia de diversificación, segmentación y adaptación a las diferentes tipologías y características de los clientes”.