Popular y Evo Banco se habían interesado en esta red

El FROB suspende la puja por las oficinas de fuera de Cataluña de Catalunya Banc

Sede de Catalunya Bank en Barcelona
Sede de Catalunya Bank en Barcelona

El FROB suspendió ayer la venta de las 146 sucursales que tiene Catalunya Banc fuera de Cataluña y por las que habían presentado ofertan no vinculante Banco Popular y Evo Banco. La petición de ayudas por ambas firmas ha provocado que el FROB rechazara sus propuestas. Ahora esta red se venderá en el mismo paquete que el banco nacionalizado. Las firmas interesadas en pujar por Catalunya Banc deberán presentar sus ofertas vinculantes el 15 de julio.

Al final, Popular y el fondo estadounidense Apollo, dueño de Evo Banco, se han quedado sin la red de sucursales de Madrid, País Vasco, Aragón y Galicia de Catalunya Banc (CX como marca comercial). El FROB ha decidido rechazar las ofertas no vinculantes que presentaron hace unas dos semanas ante la petición de ayudas. Tanto Popular como Evo Banco solicitaron créditos fiscales y la compra de esta red a un precio simbólico, lo que supondría incrementar la factura de ayudas que el Estado ha concedido a CX, y que tienen una directa implicación en el déficit público.

El FROB comunicó ayer esta decisión tanto a Popular y Evo Banco como a la gran banca interesada en pujar por Catalunya Banc.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, mientras, explicó ayer que espera contar el 15 de julio con las ofertas vinculantes de las entidades financieras interesadas en la compra de la firma nacionalizada.

El ministro, que participó en la jornada inaugural de la XXX Reunión del Círculo de Economía de Sitges, destacó que Catalunya Banc es en estos momentos una entidad “muy bien gestionada” y que supera las “muchísimas dificultades” que tuvo en el pasado.

Por eso se ha mostrado convencido de que esta vez “la colocación se va a poder culminar”, después de dos intentos de subasta fallidos. El Gobierno ha intentado ya en dos ocasiones más vender CX, aunque ahora, tras su nuevo saneamiento, la gran banca parece más decidida a presentar una oferta que aporte algún beneficio al FROB por esta venta. Santander, BBVA y CaixaBank son las tres entidades más interesadas en la compra de CX. Fuentes financieras, de hecho, colocan al banco que preside Emilio Botín como el favorito.

El Gobierno ha inyectado unos 12.000 millones de euros en la firma catalana, que cerró el año pasado con un beneficio de 532,2 millones de euros, una vez acometida su recapitalización y saneamiento, frente a las pérdidas de 11.856 millones que tuvo en 2012.

Además de la subasta de la entidad, el FROB, el fondo de rescate español, negocia la venta de una cartera de créditos hipotecarios del banco catalán, por la que ha recibido 12 ofertas no vinculantes.

 

A la espera de un impulso de la Bolsa para vender otro paquete de Bankia

El FROB tiene desde hoy vía libre para realizar una nueva desinversión en Bankia. Varias fuentes aseguran que el objetivo es colocar cerca de un 10% de su capital cuando vuelvan a subir los mercados y el precio de Bankia supere ligeramente los 1,51 euros por acción, valor al que se vendió cada título el 28 de febrero, fecha en al que el FROB se desprendió del 7,5% del capital. Varias fuentes financieras explican que el Estado esperara a que la acción de Bankia supere el precio del 28 de febrero, ya que, de lo contrario, el mercado podría interpretar que ha perdido valor en estos meses. Además, la firma se ha convertido ahora en la joya de la corona del Estado. El FROB conserva un paquete del 60,89% la a través de la matriz Banco Financiero y de Ahorros (BFA). Tras la venta del 7,5%, el resto de la participación del Estado no se podía vender durante un plazo de 90 días.

Pese a que el proyecto del Gobierno es salir poco a poco del capital de Bankia para que la entidad vuelva a la normalidad, varias fuentes aseguran que la colocación de un nuevo paquete de Bankia "no se realizará a corto plazo". E insisten, incluso, en que “el FROB aún no ha comenzado a analizar esta venta". BFA, participado al 100% por el FROB, mantiene un paquete de algo más de 7.000 millones de acciones en Bankia. Los títulos de la entidad cerraron ayer la sesión en 1,471 euros, con una caída del 2%, tras cotizar a un máximo de 1,493 euros y un mínimo de 1,447 euros. Las mismas fuentes€explican que los títulos de Bankia pueden experimentar un impulso tras las medidas que tome el BCEen su reunión de junio. Los expertos consideran que, de cualquier forma, la venta de otro paquete de Bankia se llevará a cabo antes de finalizar junio o a más tardar en julio.

La primera venta permitió ingresar a Bankia 1.304 millones de euros, con unas plusvalías de 301 millones. El precio de la acción se ha triplicado en un año, desde que el 28 de mayo se hizo la ampliación de capital. Bankia ha recibido 22.400 millones en ayudas públicas.