El grupo resultante sería segundo por ingresos en 'cloud' en Europa

Atos ofrece 620 millones por Bull para crear un gigante tecnológico europeo

Centro tecnológico de operaciones de Atos.
Centro tecnológico de operaciones de Atos.

La compañía francesa de servicios de tecnología de la información Atos ha desvelado su intención de presentar una oferta pública de adquisición en metálico por la totalidad de las acciones emitidas y en circulación de Bull. Un movimiento con el que pretende crear la mayor empresa de servicios en la nube de Europa y un proveedor líder de soluciones de ciberseguridad y de big data (analítica de datos). Tres segmentos de alto crecimiento en el mercado de los servicios de TI.

En concreto, Atos ha ofrecido 4,90 euros por acción de Bull, lo que representa una prima del 22% respecto a los 4,01 euros en los que cerró el viernes la compañía en Bolsa y del 30% en comparación con el precio medio de los últimos tres meses, 3,77 euros. La oferta valora a Bull, después de diluciones del capital, en unos 620 millones de euros.

La operación, que según fuentes del sector habría contado con el apoyo del Gobierno francés, está condicionada a que se alcance un mínimo de aceptación del 50% de los títulos de Bull, más uno. La intención de Atos es excluir Bull de la Bolsa a través de una opa de exclusión o una posterior fusión entre las dos compañías. La oferta ha sido respaldada de forma “plena y unánime” por los consejos de administración de ambas empresas. Crescendo Industries y Pothar Investments, los mayores accionistas de Bull con un 24,2% del capital social, ya se han comprometido a acudir a la oferta.

El presidente y consejero delegado de Atos, Thierry Breton, ex ministro de Finanzas de Francia, aseguró que la adquisición es “un paso importante” para afianzar el liderazgo europeo en servicios cloud, big data y ciberseguridad previsto en la estrategia de la compañía 2016 Ambition, así como para convertirse en la marca de TI preferida en Europa.

Dos compañías con historia

Bull se fundó en los años treinta y fue un importante rival de IBM en los cincuenta y sesenta. Su propiedad ha cambiado de manos varias veces y en los noventa se acercó a la quiebra. Atos se formó de la fusión de Atos con Origin en 2000. Después compró KPMG Consulting y Siemens ITSolutions and Services.

Bull, con 9.200 empleados y operaciones en 50 países, cerró 2013 con unos ingresos de 1.262 millones. Su filial Iberia, con 1.035 personas, facturó 81 millones. Por su parte, Atos, con 76.300 empleados en 52 países, obtuvo ingresos por 8.615 millones. Su división de Iberia, con 5.400 empleados, ingresó 325 millones.

Por su parte, el presidente y consejero delegado de Bull, Philippe Vannier, subrayó que su compañía “se beneficiará fuertemente” de unirse a Atos para acelerar la implementación de su estrategia One Bull, que también pone el foco en las citadas áreas estratégicas. “Estoy ansioso por formar parte de este nuevo desarrollo dentro del cual cada miembro de la plantilla aportará su propio valor”, agregó.

Sinergias

Ambas compañías prevén sinergias de costes por valor de 80 millones en un plazo de 24 meses, lo que equivale a casi un tercio del beneficio neto de Atos de 2013. Igualmente, se espera que la transacción aporte valor en términos de beneficio por acción de Atos desde el primer año, y por encima del 10% después de 24 meses. Los responsables de Atos destacaron que la operación refuerza la presencia de la firma sobre todo en Francia (donde tendrán fuertes posiciones en el sector público y en el bancario con más de 2.000 millones de ingresos), pero también en mercados como España y Portugal, Polonia, África y Brasil. La compra permitirá a Atos (nueve veces más grande que Bull por valor de mercado), mejorar su oferta de soluciones de TI en la industria manufacturera, en sanidad y en el sector público.

“La unión de ambas compañías reforzará la posición de Atos como número 1 de Europa en operaciones cloud, con unos ingresos de alrededor de 400 millones”, indicaron en el comunicado. Atos, además, pretende crear una entidad dedicada al tratamiento de datos en masa y a la ciberseguridad con la marca Bull, que tendrá un volumen de negocio de unos 500 millones. “Big data es un mercado de rápido crecimiento, con casi el 40% anual, y se espera que alcance los 12.000 millones en 2015”, insistieron las compañías.

La firma de análisis Kepler Cheuvreux dijo que la valoración de Bull es “relativamente baja”, pues se ha dado un valor de empresa de nueve veces el ebitda, lo que supone “una seria decepción”. Mientras para Atos la adquisición “es buena” y ven racionalidad en la transacción, informó Reuters. Orange, dueña del 8% de Bull, aseguró en un comunicado que la oferta era “interesante y constructiva”.

 

Más músculo frente a los líderes estadounidenses

La noticia de la compra de Bull por Atos no extrañó en el mercado. “El rumor de que era una empresa en venta corría por el sector desde hace años. Es una compañía fuerte en Francia pero que en el resto de países le ha costado posicionarse. Muy ligada tradicionalmente a los grandes sistemas, Bull ha sufrido para adaptarse a la nueva realidad del mercado en el que ahora, como tantos otros jugadores del sector tecnología, parecía apostar por el cloud”, explica a CincoDías el analista español Jaime García Cantero.

Para este experto, la compra suena “a esa idea tantas veces repetida del gigante europeo que sigue sin materializarse. La adquisición de Soluziona por Indra en España también perseguía esa meta”. Con la operación, el experto afirma que se crea una empresa que tendrá que demostrar si es capaz de competir con los gigantes estadounidenses (IBM, HP, Microsoft o Amazon) en el cada vez más repleto mercado del cloud. “La búsqueda de volumen ayudará, pero algunas de las dudas que tenían ambas empresas seguirán persistiendo: negocio de bajo margen, problemas con los sindicatos”, añade. Hoy Atos y Bull ocupan el quinto y décimo puesto del ranking del sector de servicios cloud de computación en Europa Occidental, pero su combinación las situaría en segunda posición por ingresos, tras Amazon y por delante de Microsoft e IBM, según una presentación de Atos.

Las acciones de Bull subieron ayer un 22%, hasta alcanzar el precio de la oferta. Mientras, los títulos de Atos se revalorizaron un 4%. Atos también persigue la compra de Steria, otra empresa francesa de servicios TI, que ha aceptado una oferta del rival Sopra. Atos mantiene su oferta de 22 euros por acción hasta la junta anual de Steria de hoy.