El ordenador está cada día más acorralado frente a los tablets
Los tablets que amenazan al PC

Los tablets que amenazan al PC

El sector de los tablets ha evolucionado a pasos agigantados en los últimos años. Desde que Apple popularizo este tipo de terminales con el iPad, la variedad de modelos y opciones se ha disparado. Siendo un mercado consolidado en la actualidad, los fabricantes no paran de introducir novedades que hacen que los tablets cada vez sean más competitivos. De hecho, poco a poco van ganando terreno a los PC tradicionales y ya hay modelos que aspiran directamente a sustituir a los ordenadores.

Hasta hace poco parecía impensable que un tablet pudiese sustituir a un PC. Los tablets se presentaban como equipos ágiles, ideales para reproducir contenidos multimedia y ejecutar aplicaciones sencillas. Pero de un tiempo a esta parte el panorama ha cambiado. Los siguientes ejemplos permiten ver que ya hay tablets que apuntan directamente a la conquista de los PC

Posiblemente el ejemplo más reciente y más completo es el de Surface Pro 3. Microsoft dejó muy claro que su objetivo con Surface Pro 3 es que los usuarios que utilizan su tablet no echen en falta su PC. La compañía, consciente de la evolución de las necesidades de los usuarios, ha entendido que aunando las características de un PC y un tablet se puede conseguir una experiencia completa.

Con esa idea en mente, Surface Pro 3 se perfila con un dispositivo con el que poder trabajar y disfrutar sin restricciones. Para ello, Microsoft ha introducido el potencial de un ordenador, a nivel de hardware y software, en un diseño de tablet. Las 12 pulgadas de su pantalla táctil, la variedad de configuraciones con Intel Core (i3, i5 o i7) y su memoria RAM que parte desde los 4 GB son algunas muestras del potencial de Surface Pro 3. Todo esto combinado con cualquier teclado portátil demuestra a las claras que Surface Pro 3 no tiene nada que envidiar a un PC puntero.

Pero el dispositivo de Microsoft no es el único que va en esta línea. Hay otros ejemplos de equipos que aúnan el potencial de los PC y la versatilidad de los tablets, difuminando hasta el límite la línea que hasta ahora separaba a ambos tipos de dispositivos. Hay ejemplos de todo tipo, desde equipos más discretos a auténticos portentos como el Surface Pro 3. Esta variedad imita a la multitud de opciones que ya existe en el terreno de los PC, donde se puede ir desde ordenadores sencillos para navegar y usar procesadores de texto, hasta portátiles de vanguardia.

Así, el Vaio Tap 11 de Sony es un gran ejemplo de convertible que amenaza a los PC tradicionales. Se trata de un tablet de 11 pulgadas con Windows 8 y corazón de portátil. El dispositivo está acompañado de un teclado inalámbrico que permite trabajar como con un ordenador portátil, pero con el añadido de sus capacidades táctiles y la movilidad de un tablet. Con un perfil técnico por debajo de Surface Pro 3, esta opción puede ser ideal para aquellos que buscan lo que ofrecía en su día un notebook, comodidad y agilidad, sin ir más allá.

El Lenovo ThinkPad Tablet 2 es otro de los terminales que demuestra la evolución de los tablet y su convergencia con el mundo de los PC. Como sucede con los anteriores, se trata de un equipo pensado para ir un paso más allá de los tablets convencionales y cautivar a los usuarios que no pueden renunciar a su PC. Este equipo también integra Windows 8, un potente hardware y pantalla táctil de 10.1 pulgadas. Además, el Lenovo ThinkPad Tablet 2, cuenta con entrada USB y compatibilidad con todos los controladores de Microsoft Windows.

Todos estos ejemplos presentan equipos con estética y funciones de tablet, pero con capacidad para sustituir a un portátil. Se trata de una tendencia que poco a poco parece ir creciendo. Seguro que los usuarios clásicos de PC cada vez están más tentados de probar este tipo de dispositivos y mientras fabricantes como Microsoft o Samsung sigan mejorando su catálogo, parece que los PC portátiles tradicionales cada vez lo tendrán más difícil.

Normas
Entra en EL PAÍS