El grupo ha perdido 249 millones por los cambios normativos

La estadounidense Nextera lleva a España ante el Ciadi

Nextera inició en 2008 la construcción de dos plantas termosolares en Extremadura

El grupo de EE UU valora en 249 millones de euros sus pérdidas en España

Nextera recibió 589 millones de préstamo para sus operaciones en el país

Planta termosolar en España.
Planta termosolar en España.

Nextera, que asegura ser líder en Estados Unidos en energías renovables, ha solicitado un arbitraje en el Ciadi por las pérdidas registradas en España, que achaca a los cambios normativos impuestos por el Ministerio de Industria entre finales de 2012 y principios de 2013. El grupo estadounidense, antes denominado Florida Power, presentó la medida en el organismo dependiente del Banco Mundial el pasado día 23, a través de las sociedades Nextera Energy Global Holdingsy NextEra Energy Spain Holdings.

Nextera valora en 342 millones de dólares, unos 249 millones de euros, las pérdidas ocasionadas por los cambios normativos energéticos, a los que se han enfrentado las empresas de renovables con inversiones en el país.

El grupo estadounidense creó en 2008 una filial en España para construir dos plantas termosolares en Navalvillar de Pela, Badajoz, lo que suponía la creación de 100 puestos de trabajo y una inversión superior a los 600 millones de euros, al calor de una política energética favorable a este tipo de inversiones.

El 28 de abril de 2011 la compañía y los bancos firmaron el contrato de préstamo que contemplaba una cláusula vinculada a posibles cambios legislativos que afectaran a las inversiones. El crédito otorgado en 2011 fue de 589 millones de euros. En él participan BBVA (lidera el sindicado, con 74 millones); Santander (aportó otros 74 millones de euros); Banesto (entregó 24,3 millones); Caja Madrid (74 millones); Popular (30,4 millones); Sabadell (30,4 millones); y La Caixa (30,4 millones). Las entidades extranjeras que participaron en la operación fueron Société Générale (64,1 millones); Bayerische Landesbank (50 millones); Banca IMI (45,7 millones); BNP Paribas (30,4 millones); The Bank of Tokyo-Mitsubishi (30,4 millones) y UniCredit Bank (30,4 millones).

Nextera y los bancos han negociado en los últimos meses fórmulas de refinanciación. El grupo energético llegó a demandar a los bancos en un tribunal de Nueva York y ha estudiado la liquidación de la filial española. Según comunicó recientemente Nextera a la SEC, las partes se habían dado hasta el próximo 1 de junio para firmar nuevas condiciones.