Incluso la policía de Dubái quiere utilizarlas para facilitar su trabajo.

Google Glass, un gadget con mil usos que nos acerca todo tipo de experiencias

Google Glass, uno de los dispositivos más increíbles de los últimos años, ya están a la venta en Estados Unidos. Sus usos son prácticamente ilimitados e incluso podrían llegar a utilizarse en los cuerpos de policía de varios lugares del mundo. Concretamente, el último caso conocido ha sido el de los policías de Dubái donde, según hemos podido leer esta semana, se preparan para utilizar este gadget y conseguir agilizar el proceso de detectar irregularidades en el tráfico.

Para quien no las conozca, Google Glass son las gafas inteligentes creadas por la compañía de Mountain View, un dispositivo con el que seremos capaces de permanecer conectados a internet sin dejar de disfrutar del mundo a nuestro alrededor. Básicamente cuenta con una lente que, reflejada en el cristal, crea una minúscula pantalla en la parte superior derecha de nuestra visión y en la que podemos ver prácticamente cualquier cosa: mapas, vídeos y fotografías que nos permite tomar su cámara incorporada, correos electrónicos… En definitiva, un mundo de posibilidades que aumenta aún más si las conectamos a un smartphone, ya sea Android o iOS.

Como veis, las posibilidades son casi infinitas y por ello los cuerpos de seguridad están planteándose muy seriamente el uso de gafas inteligentes para facilitar su labor a pie de calle. Google Glass, al poder grabar, hacer fotos y acceder a internet, pueden ser de gran utilidad a la hora de subir instantáneamente, por ejemplo, cualquier prueba de infracciones realizadas por los usuarios de las vías mientras que aplicaciones de terceros podrían ayudar a las tareas policíacas diarias, como la detección de vehículos buscados.

Por otra parte, y para que comprobéis el “poder” de Google Glass, incluso Roger Federer grabó uno de sus entrenamientos gracias a estas gafas. La idea del gadget es acercar las vivencias de cualquier persona a otras que nunca ha podido –o podrá- disfrutar jamás, creando un mundo más interconectado y accesible.

Actualmente, las gafas pueden comprarse por 1.500 dólares en Estados Unidos, permitiendo acceder a todas sus mejoras y actualizaciones de forma gratuita. Actualmente existen varios miles de exploradores –así es como se llaman actualmente a los usuarios de Google Glass- y poco a poco son más gracias a la venta sin invitación requerida.

Eso sí, si estáis pensando en comprar unas, por el momento debéis olvidaros ya que Google aún no ha puesto fecha a la puesta en marcha de la venta internacional.

Normas