Rafael Montoro, director general de Nautalia Viajes

“Este año no bajará el precio de los viajes a última hora”

Rafael Montoro, director general de Nautalia Viajes.
Rafael Montoro, director general de Nautalia Viajes.

El empresario gestiona Nautalia desde hace tan solo cinco meses, cuando el fondo de inversión suizo Springwater y el grupo industrial español Gowaii adquirieron una participación mayoritaria en la agencia de viajes, además de comprar otros tres negocios no crucerísticos de Pullmantur, que hasta entonces estaban bajo el control de Royal Caribbean, grupo que sigue manteniendo una participación minoritaria en Nautalia.

La compañía, que no aporta cifras de su facturación en 2013, dado que hasta este año no se ha cerrado la venta, prevé facturar este año más de 220 millones de euros. Un ejercicio en el que la compañía “estaría cerca de alcanzar los números negros”. Cifras que serán, según sus previsiones, ya positivas en 2015 después de varios años de inversión con “pérdidas importantes”, que han quedado saneadas con la entrada de los nuevos accionistas.

Nautalia Viajes mantiene su apuesta por las agencias de viajes a pie de calle, establecimientos que, en opinión de Montoro, “permanecerán sine díe en nuestro país porque un cliente que se gasta más de 1.000 euros en un viaje necesita un asesoramiento y prefiere no gastarse esas cifras en internet”. Así, de los aproximadamente 200 establecimientos que tiene en la actualidad, Montoro confía en alcanzar “un máximo de 250 puntos de venta propios en los próximos dos años” y trabaja en complementar esa oferta con locales en régimen de franquicia y agencias asociadas. Una idea que Montoro espera poner en marcha “entre otoño e invierno”. La compañía centrará las nuevas aperturas en las áreas metropolitanas de Madrid, Barcelona, Bilbao y Sevilla, así como “en otras capitales de provincia donde no estamos presentes aún”, según explica Montoro.

Unas apuestas con las que la empresa busca mejorar su posición entre las agencias de viaje españolas. “Queremos ser líderes en el mercado turístico español, queremos ser una gran empresa y ser rentables”. Pero Montoro aclara que para alcanzar ese posicionamiento “no es necesario que tengamos 600 puntos de venta porque no nos hace falta, si con ellos perdemos dinero”.

Un crecimiento que se complementará con el negocio online, para el que este año el director general de Nautalia prevé doblar la facturación con respecto al año pasado y que suponga ya el 20% de los ingresos de la empresa.

Rafael Montoro se muestra optimista con las previsiones del sector turístico para 2014. “Se está notando desde el principio del año que hay una reactivación y que el cliente se está anticipando para la reserva de sus vacaciones, lo que nos hace ver con cierto optimismo la campaña de verano, dado que nuestra actual cartera de clientes es superior a la que teníamos en el mismo periodo de 2013”.

El director general de Nautalia reconoce que hay productos como los cruceros, Caribe y grandes viajes donde “se ve con notoriedad que se han anticipado las reservas”. Montoro apunta además que, según los datos que manejan los proveedores, hay una mejoría importante de reservas con respecto a 2013. “Los proveedores nos dicen que estamos muy por encima de la media de crecimiento de reservas que tienen los propios proveedores”, asegura.

El ejecutivo afirma también que en lo que va de año se ha producido un cambio de tendencia en el gasto de los turistas españoles y apunta que “estamos notando en nuestros puntos de venta que el gasto promedio de las reservas está subiendo, lo que no quiere decir que se estén subiendo los precios”. Montoro reconoce que “la venta anticipada se ha adelantado mucho porque hay unas oportunidades y unos precios muy competitivos” y alerta que si el cliente opta por esperar más tiempo para hacer contratar sus vacaciones “posiblemente se encuentre con unos precios más elevados”.

De esta forma, Montoro cree que “en 2014 se va a invertir la tendencia de los últimos años y no vamos a tener que bajar los precios a última hora” y anima a los turistas nacionales a “que reserven con antelación sus vacaciones para que les puedan salir más económicas”.

Junto a estos clientes, la agencia de viajes apuesta además por su crecimiento dentro del segmento corporativo y de incentivos (viajes de empresa y MICE). “Para este año, esta división supondrá un 25% de la facturación total de Nautalia, y eso que la andadura de la empresa en este sector no tiene más de un año”, afirma Montoro, que apunta que entre sus clientes se encuentra el Ministerio del Interior y varias empresas del Ibex.

Con todo, el objetivo de esta “nueva Nautalia”, que tal y como recalcan tanto desde Springwater como desde la propia empresa, “ha nacido sin deuda alguna”, es convertirse, en palabras de Montoro, en una “agencia de viajes generalista, porque hay productos muy demandados por el turista nacional como la costa española, los circuitos por Europa y las islas”, pero manteniendo su especialización en cruceros, Caribe y grandes viajes.