El Gobierno ultima un plan de ayuda industrial de 35 millones

El videojuego ‘made in Spain’ se hace internacional

Ignacio Pérez Dolset, presidente de DEV; el secretario de Estado de telecos, Víctor Calvo Sotelo, y la consejera del Icex María del Coriseo González-Izquierdo.rn
Ignacio Pérez Dolset, presidente de DEV; el secretario de Estado de telecos, Víctor Calvo Sotelo, y la consejera del Icex María del Coriseo González-Izquierdo.

La industria del videojuego crece a buen ritmo en España, un hecho avalado por el número de jugadores (17 millones), horas de juego (27 millones al día) y el número creciente de empresas dedicadas a este negocio, 330 en la actualidad, según explicó ayer la Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimiento (DEV), que presentó en Madrid el Libro blanco del desarrollo español del videojuegos. En 2010, las compañías del sector ascendían a 100.

Las empresas españolas de videojuego, que proporcionan empleo directo a más de 2.600 trabajadores (un 16% mujeres), un 29% más que en 2012, y hasta 4.292 indirectos, facturaron 313,7 millones el pasado año. Para 2014 prevén alcanzar los 413 millones, un 32% más y aumentar un 130% (a un ritmo del 23,7% anual) hasta 2017, hasta alcanzar los 723,6 millones de euros. Entonces, el sector empleará a 5.271 personas de forma directa, el doble que ahora.

“Vivimos un momento dulce”, explicó Ignacio Pérez Dolset, presidente de DEV, que estuvo acompañado en el acto por el secretario de Estado de Telecomunicaciones, Víctor Calvo Sotelo, y la consejera delegada del Icex, María del Coriseo González-Izquierdo. Todos coincidieron en que la industria de los videojuegos “presenta innumerables oportunidades de empleo y de negocio. Es uno de los motores fundamentales de la economía digital”. De hecho, el estudio destaca que de toda la facturación, el 78% procede ya de la distribución online de contenidos y solo el 22% de la venta de videojuegos es en soporte físico. “Es un sector que está digitalizado, y donde el modelo de descarga de videojuegos es el que más aporta (un 28%)”.

Fuerte componente exportador

El estudio reveló también que el 56% de la facturación se realiza fuera de España, con Europa como principal mercado (que representa el 24,3%), seguido de Norteamérica (19,3%), Latinoamérica (8,1%) y Asia-Pacífico y Oriente Medio, con un 3,2% y un 0,9%, respectivamente. “Somos un sector muy exportador, y el mercado ruso y chino, que están experimentando tasas de crecimiento anuales de dos dígitos, representan una gran oportunidad para el mercado español”.

En cuanto a la distribución y perfil de las empresas españolas de videojuegos, el 67,5% se aglutinan en Madrid, Cataluña y la Comunidad Valenciana. La mayoría (86,6%) tienen menos de 25 empleados y el 60%, menos de 10. El 68% tiene menos de cinco años de antigüedad. “Son empresas muy jóvenes, pero muy ágiles y altamente creativas, pues el 79% de ellas se dedica al desarrollo y creaciones de sus propios videojuegos”.

Respecto al empleo, el estudio destaca que “en un entorno de destrucción generalizada de empleo, el sector ha elevado un 29% el número de empleados en 2013 con un 65% de contratos indefinidos y con sueldos altos (entre 25.000 y 400.000 euros al año). Otro dato destacado es la juventud de las plantilla, con un 45% de trabajadores con menos de 30 años, con una media de productividad por empleado de 76.350 euros, lo que sitúa al sector en la media del sector TIC europeo. Calvo Sotelo subrayó sobre este punto el potencial de la industria para contribuir a la "creación de empleo de calidad".

De todos modos, los responsables del informe señalaron que un 63% de las empresas declara tener dificultades para encontrar perfiles adecuados en el mercado español, con el de programador como el más demandado. Y reclamaron una formación de calidad.

Inversión exterior y Plan de Ayuda

Aunque un 44% de las empresas del sector declara haber recibido algún tipo de ayuda pública, el potencial del sector choca con la dificultad de conseguir financiación. “Acudir a una entidad bancaria con un proyecto de desarrollo de videojuego supone incomprensión y rechazo”, dijo Pérez Dolset, que también apuntó la necesidad que tiene el sector de atraer capital exterior, ya que solo el 3% procede del extranjero. Una cifra ridícula”, añadió.

El secretario de Estado de Telecomunicaciones avanzó durante la presentación del Libro Blanco  que el primer plan de ayuda industrial al sector contará con un presupuesto de más de 35 millones de euros con dos años de duración. Calvo Sotelo apuntó esaa cantidad que, según añadió, se concretará en una convocatoria especifica en las próximas semanas. Para elaborar este programa de ayudas, Industria abrió una consulta pública para recabar las opiniones de los distintos agentes de sector y hacer más efectivo el uso de los recursos públicos.

Más allá de que las nuevas plataformas, como los móviles y  las tabletas, y la distribución digital, esté impulsando el negocio del sector, los responsables del estudio destacaron la innovación aporta esta industria. Así destacaron nuevas tendencias como el immersive gaming, el cloud gaming, el auge de las pantallas secundarias o la aparición de nuevos modelos de negocio transversales como los serious games y la gamificación. "Muchas otras industrias se han valido de las innovaciones de las empresas de videojuego", subrayaron.