Tras ocho meses de protestas

Golpe de Estado militar en Tailandia

Soldados rodean el centro donde la cúpula militar se reúne con los principales agentes políticos.
Soldados rodean el centro donde la cúpula militar se reúne con los principales agentes políticos. REUTERS

El Ejército de Tailandia protagonizó hoy un golpe de Estado, dos días más tarde de declarar la ley marcial en medio de la crisis política tras más de ocho meses de protestas antigubernamentales.

 “En el interés de la ley y el orden, asumimos los poderes. Por favor, permanezcan en calma y continúen con sus quehaceres diarios”, dijo el jefe del Ejército tailandés, Prayuth Chan-Ocha, en un anuncio televisado poco antes de las 17.00 hora local.

Los mercados han reaccionado con tranquilidad con una pérdida del orden del 0,2% para el Baht tailandés. En las últimas sesiones el agravamiento de la crisis política ya había provocado pérdidas en los parqués.

Los militares decretaron hace dos días la ley marcial y se reunieron con las principales fuerzas políticas, otorgándose el papel de mediador para prevenir un estallido de la violencia tras casi siete meses de protestas antigubernamentales que han causado 28 muertos y centenares de heridos.

Los opositores, que cuentan con el apoyo de la elite burocrática y monárquica de Bangkok, exigen estas reformas antes de convocar elecciones en las que previsiblemente volverían a ganar los partidarios de Thaksin, respaldados por la población rural del norte del país y clases más desfavorecidas de la capital.

 El Gobierno interino y sus seguidores, en cambio, rechazan cualquier solución que suponga una suspensión del proceso democrático y abogan por resolver la crisis en las urnas.