Senén Touza, de Deloitte, posible nuevo consejero delegado

Pescanova designa hoy al ejecutivo que guiará la salida del concurso

Juan Manuel Urgoiti, presidente de Pescanova desde el pasado mes de septiembre.
Juan Manuel Urgoiti, presidente de Pescanova desde el pasado mes de septiembre.

El consejo de administración de Pescanova presidido por Juan Manuel Urgoiti celebra hoy la que posiblemente sea su última reunión al frente de la multinacional pesquera. Los consejeros votados en junta de accionistas el pasado mes de septiembre, en la que se impuso la opción de Grupo Damm, serán sustituidos por consejeros nombrados por los principales bancos acreedores en las próximas semanas.

De acuerdo a fuentes cercanas a la compañía, el consejo de administración de hoy de Pescanova designará previsiblemente un nuevo consejero delegado y aceptará la dimisión de Urgoiti como presidente. Según fuentes financieras uno de los dos administradores concursales nombrados por el juez en Pescanova y designados por la CNMV, Santiago Senén Touza, de Deloitte, cuenta con apoyos suficientes entre los bancos como para convertirse en el nuevo consejero delegado del grupo.

Jacobo González Robatto, exconsejero delegado de Barclays, y ahora asesor internacional de Banco Popular, cuenta igualmente con buena parte del apoyo de las entidades financieras acreedoras para acceder al cargo de presidente no ejecutivo de Pescanova, como ya publicó este diario la pasada semana.

El próximo consejo de administración de la compañía pesquera afrontará el reto de relanzar un grupo y una marca que hasta marzo del pasado año era considerado como uno de los líderes mundiales en su sector, bajo la presidencia del hijo de uno de los fundadores, Manuel Fernández Sousa.

Pescanova fue declarada en concurso de acreedores en abril de 2013, el mayor concurso de una empresa de alimentación española, pocas semanas después de que la compañía admitiera que había detectado “discrepancias” contables. La cúpula de la Pescanova presidida por Fernández Sousa está acusada de varios delitos, entre ellos el de falseamiento de cuentas.

Según estimaciones de fuentes jurídicas el juez del concurso de Pescanova, con un pasivo calculado en más de 4.000 millones de euros, podría dar por finalizada en los próximos días la etapa de convenio. De esta manera Pescanova saldría de forma efectiva de la situación concursal en la que se encuentra.