Lendico se presenta como alternativa digital a los bancos

El ‘crowdlending’ se anuncia en televisión en España

Marcel Beyer, director general de Lendico.
Marcel Beyer, director general de Lendico.

Este lunes, Lendico, una de las plataformas de préstamo entre particulares (crowdlending) que opera en España, estrenó su primer anuncio televisivo enfocado a los inversores en los canales del grupo Mediaset. Toda una apuesta de esta compañía por divulgar este tipo de servicios al gran público. Lendico desembarcó en España el pasado 10 de febrero como alternativa digital a los bancos, permitiendo a los inversores invertir en una nueva clase de activo.

La campaña publicitaria de esta compañía, de perfil internacional y seguramente la última plataforma de préstamos entre particulares en aterrizar en España, llega después de que el ministro de Economía, Luis de Guindos, anunciara a principios de mes que la nueva norma que regulará la financiación colectiva en España, conocida como crowdfunding, no pondrá límites de inversión a los profesionales, que podrán destinar todo el dinero que consideren oportuno a un proyecto.

Lendico, al igual que otras plataformas de crowdlending, basa su modelo de negocio en una idea básica: “Reducir los costes en los que incurren los bancos (infraestructuras, personal, red de oficinas...) y repartir ese ahorro directamente entre los clientes, repercutiendo en mayor rentabilidad para el inversor y menor interés para el prestatario. Y es esto lo que queremos comunicar a través del anuncio televisivo”, señala a CincoDías Marcel Beyer, director general de la compañía.

Con un mensaje irónico, Lendico quiere resaltar la necesidad que hay, en su opinión, de alternativas de inversión a las ofrecidas por los bancos en España. “Somos la primera plataforma de préstamos entre particulares de España que se lanza a promocionarse en televisión, y lo conseguimos tan solo tres meses después de aterrizar aquí”, destaca Beyer.

El ejecutivo cuenta que rodar este anuncio es parte de los planes de inversión de su compañía en España, donde han entrado tras lanzarse en Alemania. “Debido a la presentación del anteproyecto de ley para regular el crowdfunding en marzo, este plan quedó relegado, ya que los límites a la inversión que inicialmente marcó el Gobierno nos ofrecían pocas opciones para desarrollarnos. Pero el cambio de rumbo ha supuesto para nosotros una buena señal y hemos decidido continuar con nuestros planes de inversión en España: doblar nuestra plantilla de empleados para finales de año, mudarnos a una oficina más grande y continuar con nuestro modelo de negocio, intentando mejorar nuestra eficiencia”.