Buena demanda en la colocación de deuda a 3 y 9 meses

El Tesoro coloca más de 3.500 millones en letras con tipos muy bajos

Ignacio Fernández de Mesa, secretario general del Tesoro y Política Financiera.
Ignacio Fernández de Mesa, secretario general del Tesoro y Política Financiera.

El Tesoro ha saldado la subasta de deuda de hoy, la primera después del repunte de la rentabilidad del bono que está por encima del 3% de nuevo, con éxito. Se han colocado más de 3.500 millones de euros, superando el máximo esperado, en letras a 3 y 9 meses. En concreto, el importe de las letras a 3 meses ha sido de 925 millones de euros con unos tipos medios del 0,295%, ligeramente inferior al 0,324% que se pagó en la anterior subasta celebrada el pasado 22 de abril.

En cuanto a la colocación de las letras a 9 meses, el tipo medio ha subido hasta el 0,552% frente al 0,465% de la subasta anterior. El Tesoro Público ha captado 2.590 millones de euros en este tramo. La última vez que el Tesoro emitió este papel fue el pasado 22 de abril, cuando colocó 3.060 millones de euros con un interés ligeramente más alto que en marzo. La demanda registrada por ambos tramos ha sido elevada pero en ambos casos inferior a la presentada por las colocaciones del 22 de abril. En el caso de la de 3 meses, el ratio de cobertura ha sido de 3,.54 veces frente a las 4,06 veces de la subasta anterior. Para las de nueve meses, la demanda ha superado en 2,34 veces la oferta frente a 2,47 veces la oferta.

El jueves, el organismo celebrará una subasta de bonos y obligaciones en la que intentará captar entre 2.500 y 3.500 millones. En concreto, venderá bonos a 5 años con cupón del 2,75% y obligaciones a 10 años con cupón del 3,80%.

La semana pasada, el Tesoro colocó casi 10.000 millones de euros en una sola jornada, repartidos en una subasta de letras a 6 y 12 meses (4.510 millones) y otra de un bono ligado a la inflación europea (5.000 millones).

Fue la primea vez que en España se lanzó una emisión de este tipo para un mercado en el que están ya Francia, Italia y Alemania. Los bonos europeos ligados a la inflación se diferencian de los bonos nominales en que su principal evoluciona según el Índice de Precios al Consumo Armonizado (IPCA), excluido el tabaco.

Tras el éxito de esta primera operación, el propio ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, dijo que el Tesoro seguirá trabajando con este tipo de títulos para diversificar la base de inversores.

Hasta hoy, el Tesoro lleva captados 103.500 millones de los que 68.100 millones forman parte del programa de financiación a medio y largo plazo, lo que supone más del 51% de la previsión de emisión para todo el año, situada en 133.300 millones de euros.