El Ebitda de la operadora cae un 23,9%

Vodafone España reduce sus ingresos un 13,4% en 2013 por la dura competencia

El grupo sanea sus activos en Alemania, España, Portugal, Chequia y Rumanía en 8.100 millones

Sede de Vodafone en Dusseldorf (Alemania)
Sede de Vodafone en Dusseldorf (Alemania)

Nuevo ejercicio fiscal complicado para Vodafone en España. El grupo ha anunciado que sus ingresos por servicios en España bajaron un 13,4% en el último ejercicio fiscal, concluido el 31 de marzo, hasta 3.828 millones de euros, como resultado de la intensa competencia, las ofertas convergentes, la crisis económica y la reducción de las tarifas de interconexión. De no incluir este último factor, la bajada habría sido del 10,1%.

En su informe anual, el grupo Vodafone señaló que los ingresos totales de su negocio en España cayeron casi un 11% hasta 4.169 millones de euros.

La compañía ha indicado que el descenso de los ingresos por servicios se moderó a lo largo del año, con una reducción del 12,6% en el cuarto trimestre del año fiscal, frente al 14,1% del tercero y el 16,1% del segundo

En términos de rentabilidad, el Ebitda bajó un 23,9% hasta 787 millones de libras (unos 965 millones de euros), mientras que el margen de Ebitda se redujo en 3,4 puntos porcentuales hasta el 22,4%, principalmente por los menores ingresos, parcialmente compensados por los menores costes comerciales y la reducción en un 9,4% de los costes operativos. El beneficio operativo ajustado disminuyó un 56,4% hasta 181 millones de libras.

La empresa ha indicado que como resultado del mejor desempeño comercial, y la disminución de la rotación de clientes (churn), la base total de usuario disminuyó a menor ritmo durante el año.

Vodafone ha señalado que a final de marzo contaba con 797.000 clientes de 4G a final de marzo. En dicha fecha, la operadora tenía cerca de 13,46 millones de clientes en España.

La compañía ha dicho que la cartera de clientes de ADSL alcanzó los 1.026.000 de usuarios a cierre del año fiscal, tras un crecimiento récord en el último trimestre de 73.000. “El buen resultado comercial refleja la excelente acogida de los planes de precios integrados fijo-móvil anunciados el pasado mes de noviembre”, ha explicado Vodafone, que ha añadido que a 31 de marzo, el 85% de los usuarios de banda ancha fija estaban también suscritos a sus servicios de telefonía móvil.

La teleco ha destacado que en el último trimestre fiscal llevó a cabo una inversión de 608 millones de euros, un 32,3% más que el año anterior. Entre otros avances, la operadora ha señalado que había extendido su red de fibra mutualizada hasta 276.000 hogares a 31 de marzo.

En este sentido, Vodafone ha recordado que a finales de marzo llegó a un acuerdo para comprar Ono, en una operación valorada en cerca de 7.200 millones de euros. El grupo ha explicado que la transacción le permitirá acceder con servicios de fibra a más de 7,5 millones de hogares y acelerará el lanzamiento de nuevos servicios convergentes. “Está previsto que la operación genere importantes ahorros en costes y capex cercanos a 240 millones de euros a partir del cuarto año del cierre de la compra, excluyendo los costes de integración”, ha comentado la empresa, añadiendo que el valor actual neto es equivalente a 2.000 millones de euros después de los costes de integración.

En términos generales, Vodafone ha indicado que durante el pasado ejercicio efectuó un ajuste contable del valor de sus activos en Alemania, España, Portugal, República Checa y Rumanía de 6.600 millones de libras (casi 8.100 millones de euros). La operadora ha indicado que estos saneamientos son consecuencia de las menores previsiones de cash flow en sus planes de negocio derivadas del escenario macroeconómico y de la dura competencia en precios.

Los ingresos por servicios del grupo Vodafone en el último trimestre cayeron un 4,3% hasta 39.529 millones de libras, mientras que el Ebitda se redujo un 7,4% hasta 12.831 millones. En este caso, Vodafone se vio penalizada por la caída del 9,1% de los ingresos por servicios en Europa, con retrocesos generalizados en todos los grandes mercados: 6,2% en Alemania (su principal mercado en aportación de ingresos), 17,1% en Italia, 4,4% en Reino Unido y 7,1% en el resto de mercados del Viejo Continente.

La firma registró un beneficio de 59.420 millones por la venta del 45% de su participación en la estadounidense Verizon Wireless. 

Los resultados no han gustado al mercado. De hecho, las acciones de Vodafone han sufrido una caída superior al 4% tras la presentación de las cuentas, convirtiéndose en el peor valor del índice Stoxx 600.