Estima un potencial de revalorización del 28%

Credit Suisse considera a CaixaBank la estrella de la banca doméstica española

Credit Suisse eleva el precio objetivo de CaixaBank desde los 5 euros por acción a los 5,4 euros.
Credit Suisse eleva el precio objetivo de CaixaBank desde los 5 euros por acción a los 5,4 euros. REUTERS

La banca española “camina en la buena dirección”, aunque a un “ritmo de recuperación incierto”. Así lo cree Credit Suisse, que en un informe publicado hoy actualiza sus valoraciones sobre cuatro bancos domésticos españoles, dibujando un desigual escenario de potencial en Bolsa para cada uno.

El bróker suizo mantiene a CaixaBank como su valor preferido dentro del sector y, apoyándose en su “sólido capital”, reitera su recomendación de sobreponderar y eleva el precio objetivo desde los 5 euros por acción a los 5,4 euros. Cotizando hoy a 4,21 euros por título, el potencial de revalorización de la entidad superaría el 28%.

Credit Suisse apuesta también por Banco Sabadell, repitiendo su posición de neutral y subiendo el precio objetivo hasta los 2,4 euros desde los 2,2 euros anteriores, lo que respecto a su último precio de 2,23 euros ofrecería un potencial alcista del 7,6%.

No obstante, castiga a Popular y a Bankia. A la entidad que preside Ángel Ron le rebaja el consejo a neutral desde sobreponderar y también el precio objetivo desde los 5,5 euros a los 4,8 euros, un escaso 1% por encima de la cotización actual. En el caso de Bankia, deja la recomendación en neutral pero reduce su precio objetivo a 1,3 euros por acción desde 1,45 euros. Así, estima una caída de la acción en Bolsa del 9%.

Para la firma suiza de inversión, la banca mediana española “está entrando en una fase más benigna del ciclo de beneficios, con signos de estabilización de la morosidad”, algo que considera un requisito necesario para volver a la normalidad en la generación de ganancias.

Credit Suisse justifica su firme apoyo a CaixaBank dada su mejor posición de solvencia respecto al resto de los bancos analizados, con una ventaja de entre 200 y 300 puntos básicos en términos de core capital, lo que le sitúa en una posición confortabe de cara a los test de estrés que evaluarán la resistencia de las entidades y cuyos resultados se conocerán el próximo octubre.

Con todo, la firma reconoce los riesgos de destinar parte de este exceso de capital a adquisiciones, pero sostiene que es “probable un aumento sostenido de la retribución de dividendos en efectivo”.