El fin de semana se embarcaron cuatro desde Italia

En junio Panamá tendrá la mitad de las compuertas del proyecto de ampliación del Canal

El buque Sunrise lleva las cuatro compuertas de Italia la entrada del Canal en el Atlántico.
El buque Sunrise lleva las cuatro compuertas de Italia la entrada del Canal en el Atlántico.

En un mes la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) tendrá en sus aguas la mitad de las compuertas (ocho de 16) que contrató para el proyecto de ampliación. Cuatro de ellas fueron embarcadas este fin de semana desde Trieste, Italia, y otras cuatro están desde el año pasado en los puertos del caribe panameño.

El arribo de las compuertas supondrá un fuerte impacto en el calendario del proyecto, adjudicado al consorcio español, italiano, belga y panameño por 5.000 millones de dólares. Hasta el 31 de marzo, el diseño y la construcción del nuevo juego de esclusas era el frente de obra de la ampliación menos avanzado, con 68%. Ligeramente encima aparecían los trabajos de elevación del nivel operativo del lago Gatún (para permitir la navegación de los buques Pospanamax).

Jorge Luis Quijano, administrador de la ACP, resumió el embarque de las nuevas compuertas como "otro hito importante en el camino hacia la terminación de un proyecto que tendrá profundos impactos en la comunidad marítima internacional".

Sus palabras han sonado como un bálsamo después cuatro meses difíciles: tras la amenaza de suspensión de Grupo Unidos por el Canal (GUPC) por el pago de 1.600 millones de dólares en sobrecostes, los obreros del Canal se unieron por 15 días a un paro de constructores, en reclamo por un incremento gradual de salarios, hasta 2017. La ACP sostiene que un acuerdo similar en 2012 le ha costado ya 35 millones de dólares.

A todo vapor

Si todo marcha como hasta ahora, la ampliación estaría lista a principios de 2016. En diciembre de este año GUPC deberá tener listas las ocho compuertas que hacen falta y, a requerimiento de la ACP, tenerlas en Panamá a más tardar el 28 de febrero del 2015. El subadministrador del Canal, Manuel Benitez, advirtió que sin eso los reclamos del consorcio no tendrían validez. 

Además de ello, Unidos por el Canal deberá culminar la construcción del acceso a las nuevas esclusas de Miraflores, en la salida pacífica del Canal, y culminar el dragado del lago Gatún y el Corte Culebra -el tramo más estrecho de la vía-.

Según la ACP, lo único que está completo es el dragado de los accesos pacífico y atlántico del Canal, que facilitarán el camino a los buques a las nuevas esclusas.