Se reunirá la próxima semana con los proveedores

Hacienda busca vías para atajar la morosidad

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se reunirá la próxima semana con el presidente de Pimec, Josep González, y el presidente de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM) y secretario general de la patronal catalana, Antoni Cañete, para debatir sobre el problema de los impagos en el sector privado. Fuentes de Hacienda confirmaron ese encuentro y señalaron que la reunión servirá para buscar medidas eficaces para atajar los problemas que generan la morosidad empresarial.

El grupo parlamentario del PP rechazó esta semana tramitar en el Congreso una proposición de ley presentada por CiU para regular el régimen de infracciones y sanciones en el incumplimiento de los plazos de pago entre empresas. La propuesta del partido nacionalista incluía medidas como sanciones de hasta 900.000 euros para las infracciones muy graves y hasta el cierre de compañías por un año en caso de acumular tres infracciones muy graves.

A pesar del rechazo del PP, Hacienda está dispuesta a debatir alternativas. En este sentido, recuerda que el Ejecutivo ya ha adoptado medidas para frenar la morosidad en el sector público. En un primer momento, se estableció el plan de pago a proveedores para dejar a cero la deuda comercial de comunidades y ayuntamientos. Por otra, a finales de este año se aprobará una normativa que permitirá que las empresas que tengan deuda pendientes de cobro de ayuntamientos o comunidades puedan exigir el cobro al Ministerio de Hacienda que asumirá el pago. El importe abonado se descontará de las transferencias que periódicamente reciben los entes territoriales.

El secretario general de la Plataforma Multisectorial recordó que los impagos “han provocado el cierre de un tercio de las 500.000 empresas que han desaparecido desde el inicio de la crisis”. A su juicio, la “única vía para poner freno a esta lacra es poner multas ejemplarizantes a las compañías que no cumplan con los plazos de pago”. El Partido Popular se mostró favorable en el Congreso a adoptar medidas, pero rechazó otorgar el protagonismo a las vías coercitivas.