El país se convierte en el segundo accionista del grupo español

Singapur toma el 6% de Applus

El consejero delegado deApplus, Fernando Basabe, en la salida a Bolsa de Applus, el pasado día 9.
El consejero delegado deApplus, Fernando Basabe, en la salida a Bolsa de Applus, el pasado día 9.

Singapur se ha convertido en el segundo mayor accionista de Applus. A través del fondo soberano Goverment of Singapore Investment (GIC), el Gobierno del país adquirió el pasado 9 de mayo, el día de la salida a Bolsa de Applus, ocho millones de acciones de la empresa española, una operación valorada en 116 millones de euros (Applus salió a cotizar a 14,5 euros por acción).

GIC, de Singapur, en la que trabajan 1.200 profesionales, ha invertido desde su creación, en el año 1981, 100.000 millones de dólares en 40 países, según publica en su web. La mayor parte de las operaciones que realiza se instrumentan a través de firmas de capital riesgo o inmobiliarias. Este diario contactó el jueves con el fondo de Singapur para ampliar la información, pero el fondo remitió a lo publicado en su página de internet (que todavía no recoge la inversión en Applus).

Se trata de la segunda gran operación que lleva a cabo el país asiático en cotizadas españolas. En marzo de 2013 otro fondo soberano de Singapur, Temasek, adquirió la autocartera de Repsol por algo más de 1.000 millones de euros alcanzando el 6,29% del capital del grupo energético español, participación que mantiene igual.

De acuerdo a los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el primer accionista en la actualidad de Applus es la firma luxemburguesa CEP III, controlada por Carlyle, la sociedad de capital riesgo estadounidense, con el 35,5% del capital. Carlyle, una de las mayores sociedades privadas de inversión del mundo, compró Applus en el año 2007 en una operación valorada en algo más de 1.400 millones de euros.

Fernando Basabe, consejero delegado de Applus, destacó en un discurso institucional ofrecido el día de la salida a Bolsa del grupo que la multinacional española había recibido órdenes de más de 200 inversores por un valor que representaba “varias veces” el tamaño de la oferta.

El ejecutivo precisó que los compradores habían sido 155 inversores institucionales de 12 países; un 55% de la oferta fue cubierta por inversores de Reino Unido;un 23% por otros países europeos; un 11% por Estados Unidos; y un 10% por países de Asia.

“La acogida a la compañiá no ha podido ser mejor”, dijo, “han reconocido su valor y sus perspectivas de futuro invirtiendo y haciendo que esta colocación haya sido un éxito”. El valor en Bolsa de Applus se incrementó el día de su estreno un 4,4%. El jueves Applus cayó un 1,28% cerrando a 15,4 euros por acción.

La multinacional española emplea a 19.000 personas y facturó el pasado año 1.581 millones de euros. A 31 de diciembre de 2013 presentaba un fondo de maniobra positivo por 240,4 millones y una deuda financiera a largo plazo de 813,9 millones. La compañía explica en las cuentas de 2013 que ha elaborado un plan de negocio hasta 2018 que contempla la entrada en beneficios en 2014. Applus registró pérdidas en ejercicios anteriores por amortizaciones y carga financiera asociada al endeudamiento.

Applus confía en mantener o aumentar sus cifras de negocio ampliando su presencia en los mercados de Oriente Medio y Latinoamérica y desarrollando el negocio de inspección de vehículos en países emergentes.

Fondos soberanos, ahora sí

Prácticamente desde el inicio de la crisis económica, entre 2007 y 2008, se viene hablando de la intención de fondos soberanos de medio mundo de invertir en España. En los últimos meses se está formalizando la entrada de capital estatal en compañías privadas españolas.

Singapur participa en Repsol a través del fondo Temasek, y en Applus mediante GIC.

Catar se convirtió en 2011 en el tercer accionista de Iberdrola;en la actualidad posee el 6,1% de la eléctrica española. El fondo soberano de Catar ha adquirido recientemente el 13,1% de Colonial, en el proceso de ampliación de capital llevado a cabo por la inmobiliaria española y también ha adquirido acciones de la inmobiliaria francesa controlada por Colonial, SFL.

El fondo soberano de Abu Dabi, IPIC, es el propietario actual de Cepsa y el pasado año adquirió el rascacielos construido en Madrid, Torre Foster, que Caja Madrid pretendía ocupar como sede.

Un fondo soberano controlado al 50% por el Estado italiano y el catarí participó el mes pasado en el proceso de venta de capital de Deoleo, líder mundial en la venta de aceite envasado; finalmente ha sido la sociedad de capital riesgo CVC la que ha comprado el 29% del grupo español.

Qatari Diar, brazo inmobiliario del fondo catarí QIA, adquirió el Hotel W en Barcelona.

Según el informe Fondos Soberanos 2013, elaborado por Esade, Icex y KPMG, el fondo soberano de Noruega es el que más invertido en España, cerca de 15.000 millones de euros. A principios del 2013, el fondo noruego tenía inversiones en 69 cotizadas españolas (75 en 2011). En Santander y Telefónica ha invertido más de 1.000 millones.