El índice avanza un 0,25%

El Ibex supera los 10.600 con el bono a diez años en nuevos mínimos históricos

Una bróker observa un monitor en el parqué de la bolsa de Fráncfort (Alemania). EFE/Archivo
Una bróker observa un monitor en el parqué de la bolsa de Fráncfort (Alemania). EFE/ArchivoEFE

El camino del Ibex hacia sus máximos anuales se asemeja a una escalera de pequeños peldaños que el selectivo sube a ritmo pausado. El índice sigue avanzando con lentitud y el escalón de hoy le deja por encima de los  10.600 puntos. Tras empezar la semana en los 10.400, el lunes asaltó los 10.500, ayer apenas transitó por el rellano para asentarse en ese nivel y hoy ha afrontado un nuevo peldaño. El índice llegó a subir cerca de medio punto pero pierde fuerza al no contar esta vez con el apoyo de Wall Street. El Ibex sube un 0,25% hasta los 10.613,9 puntos. Uno de los mayores respaldos de la escalera vuelve a ser el BCE y la posibilidad de que el organismo presidido por Mario Draghi adopte nuevas medidas de impulso a la economía en su reunión de junio.

Donde mejor se reciben las expectativas de actuación del banco central es en el mercado secundario de deuda. Las posibles medidas expansivas del BCE provocan un efecto arrollador en la deuda soberana europea. El bono español a diez años ha vuelto a marcar un nuevo mínimo histórico en el 2,85%. La prima de riesgo se mantiene prácticamente estable en los 147 puntos básicos porque también aumenta el precio (desciende la rentabilidad) del bono alemán. El interés del bund desciende hasta el 1,37%, su nivel más bajo en un año. La posibilidad de que el banco central actúe en junio también lleva a nuevos mínimos históricos la rentabilidad del bono irlandés a diez años (2,63%) y de su homólogo italiano (2,91%).

El BCE actúa como propiciador de estos movimientos en el mercado. Las declaraciones de los miembros de su consejo de Gobierno y las informaciones sobre las posibles medidas futuras del organismo presidido por Mario Draghi siguen ejerciendo una gran influencia en los mercados. Hoy, Yves Mersch, representante luxemburgués en la ejecutiva del banco central, ha afirmado que “tenemos varios instrumentos a nuestra disposición para cumplir nuestro mandato. La compra de bonos soberanos en el mercado primario está explícitamente excluida de estos, porque la financiación monetaria de los gobiernos está prohibida por el Tratado de la UE”. Eso sí, recordó que el BCE puede adquirir deuda soberana en los mercados secundarios con el programa OMT del BCE, presentado en 2012 y que nunca se ha aplicado.

A las palabras de Mersch se ha sumado la noticia de que el BCE estudia rebajar los tipos de interés en junio en otros 10 o 20 puntos básicos, así como aprobar medidas que sirvan de impulso del crédito para las pymes, según ha informado la agencia Reuters. Ayer se conoció que el Bundesbank está abierto a respaldar políticas monetarias no convencionales del BCE para combatir el riesgo de deflación y depreciar el euro. Una serie de informaciones que sirven para asentar la creencia de que, esta vez sí, el banco central moverá ficha en su próxima reunión.

Unos datos importantes de cara a la adopción de medidas por parte del BCE, son las cifras de inflación en varios países de la zona euro, si bien los datos adelantados de abril ya se conocieron hace dos semanas. En España, el IPC fue del 0,4% en abril, cinco décimas por encima de la registrada el mes anterior (-0,1%) por el tirón de la luz, el efecto de la Semana Santa y la gasolina. En Alemania se ha confirmado que la inflación anual sube hasta un 1,3%. En Francia la inflación al final es algo menor de lo esperado, con datos en abril de 0,8 %, frente al 0,9% esperado. "Mañana tendremos el dato de la zona euro: se espera ratificar una inflación del 0,7% desde el 0,8% en marzo", señala José Luis Martínez Campuzano, economista jefe de Citi en España.

El euro está siendo otro de los activos más sensibles al runrún en torno a las medidas futuras del banco central. La moneda única cae cerca de un 2% en los últimos días desde que Draghi se mostró dispuesto a dar nuevos pasos en su reunión de junio. La divisa se cambia a 1,37 dólares, casi sin cambios respecto al nivel con el que cerró ayer. Durante la sesión, la moneda única ha llegado a caer hasta los 1,368 dólares, su nivel más bajo en un mes.

En el Ibex hoy ha terminado la temporada de presentación de resultados. Se han conocido las cuentas de los más rezagados del selectivo en publicar sus números hasta marzo. OHL es el farorillo rojo de la sesión y cae un 3,41% tras conocerse que ganó un 11,2% menos en el primer trimestre del año y Técnicas Reunidas avanza un 0,17% con un descenso del 7,4% en el beneficio. A cierre de mercado ha presentado sus cuentas Sacyr. La mayor subida del día es la de ArcelorMittal, que avanza un 1,83%, seguido de Repsol (+1,67%) y Telefónica (1,51%).

Desde Link Securities explican que, a pesar de las últimas subidas, “los volúmenes de contratación están siendo más reducidos de lo que viene siendo habitual este año por el vértigo que sienten muchos inversores dados los niveles alcanzados por los índices tras el fuerte rally que han experimentado en el último año”. Las principales Bolsas europeas se encuentran en zona de máximos anuales o, como en el caso del Ibex, muy cerca de ellos. En Estados Unidos, tras dos días consecutivos de nuevos máximos históricos en el Dow Jones de industriales y en el selectivo S&P, hoy las Bolsas estadoundienses se toman un respiro y retroceden en torno al 0,2%.

Por lo demás, hoy ha habido escasas referencias macroeconómicas. Se ha conocido que la producción industrial bajó un 0,3% en marzo en la zona euro, frente a la subida del 0,2% que registró el mes anterior y peor de lo que esperaba el mercado. Al otro lado del Atlántico, la única referencia ha sido la de los precios de la producción de abril en EE UU, que subieron un 0,6%, por encima de las dos décimas esperadas.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En