La prima cae a 147 mientras el Dow Jones arranca con un nuevo máximo

El Ibex retoma los 10.500 puntos al calor de Wall Street

Una mujer observa el movimiento de las acciones proyectado en el tablero en la bolsa este 9 de mayo de 2014 en Hanoi (Vietnam).
Una mujer observa el movimiento de las acciones proyectado en el tablero en la bolsa este 9 de mayo de 2014 en Hanoi (Vietnam). EFE

Nueva York sigue siendo el gran faro que orienta a los inversores del mundo. Si los máximos alcanzados en Wall Street el pasado viernes ya han imbuido de un ánimo comprador el despertar de este lunes en los grandes parqués de Europa, una nueva apertura alcista al otro lado del Atlántico ha consagrado las subidas.

En esas condiciones, y pese a las ligeras dudas iniciales, el Ibex ha logrado reconquistar los 10.500 puntos que ya alcanzó y abandonó la pasada semana. En concreto, el principal selectivo bursátil español ha sellado la jornada con un alza del 0,76% que lo sitúa en los 10.567 puntos.

La cifra roza los 10.591 puntos que llegó a coronar la pasada semana, aunque aún algo por debajo de los 10.677 que llegó a marcar el pasado 4 abril, marcando máximos desde comienzos de 2011.

El impulso alcista ha estado acompañado de una cierta relajación de la prima de riesgo española, que se sitúa en el entorno de los 147 puntos básicos sobre el interés que paga Alemania por endeudarse.

IBEX 35 9.137,90 0,61%

El resto de grandes Bolsas europeas han mantenido un comportamiento similar al del Ibex con subidas decididas a la sombra de los nuevos máximos históricos en Wall Street. El índice Dow Jones ha cerrado con una subida del 0,68%, hasta los 16.695,47 puntos, mientras que el Standard & Poor's ha avanzado un 0,97%, hasta los 1.896,64 puntos.

Para saltos mayores, tal vez el mercado tendría que ver un tanto despejado el panorama geopolítico. Durante los cinco primeros mese del año, en los mercados han pesado la pérdida de fuerza de los países emergentes, el mayor coste de las compras en Bolsa o el inicio del fin del plan de estímulos de la Fed.

El gran foco desestabilizador en estos momentos es, sin embargo, la crisis ucraniana.El referéndum celebrado en las regiones separatistas ha acabado, según los propios separatistas y como cabía esperar, con un refrendo mayoritario a sus tesis. Queda por ver las respuestas de Moscú, Kiev y Occidente a estos acontecimientos.

Por lo demás, en Asia, China ha tirado con fuerza, reforzando la tendencia de EE UU con alzas cercanas al 2%, optimistas los mercados por las expectativas sobre una reforma de los mercados financieros, debatida este fin de semana.

En el plano europeo, el efecto de Mario Draghi mantiene al euro en la zona de los 1.375 dólares, su cuarta caída consecutiva, que arroja una caída de casi un 1% por debajo de antes de la reunión del BCE.