Oscar Frías, cofundador y consejero delegado de Trabber.com

“El usuario del buscador lo preferirá siempre a la agencia”

Encabeza un equipo de cinco personas y con 300.000 visitantes al mes, Trabber se ha hecho un sitio entre loscomparadores de vuelos.

Oscar Frías, cofundador y consejero delegado de Trabber.com
Oscar Frías, cofundador y consejero delegado de Trabber.com

El boca a boca ha hecho fuerte a este comparador que tuvo que adaptar su modelo de negocio, centrado en un inicio en los SMS. Con un crecimiento sostenido, Trabber avanza sin más ambición que prestar un buen servicio.

Pregunta. ¿Cómo ha evolucionado el negocio desde que empezaran en 2005?

Respuesta. La idea era mostrar los precios disponibles, pero vimos una oportunidad para diferenciarnos. Las aerolíneas tienden a fraccionar los precios para que, al final, lo que estaba incluido no lo esté. La gente espera comprar algo al precio al que lo ve. Intentamos que el usuario pueda elegir, por ejemplo, entre las tarjetas que tiene, o si va a llevar maleta o no, y así ajustar el precio y mostrar el real.

P. ¿Cada vez es más difícil no decepcionar al usuario?

R. Es un tema delicado para nosotros. Mostramos un precio que, si no se ajusta a lo que va pagar, es un problema. Es una lucha que tenemos con nuestros proveedores. Les pedimos que nos den toda la información de los recargos que van a aplicar al vuelo.

P. Aerolíneas y agencias invierten cada vez más en sus canales online. ¿Les puede perjudicar? ¿Llegará el turismo a ser 100% online?

Nuestra gran virtud es la transparencia:sabes que en Trabber estás seguro de que los precios son reales”

R. A nosotros nos vendría bien. No podemos comparar lo que no es online, y nos conviene que las webs de aerolíneas y agencias funcionen bien. Habría más competencia, pero el usuario que conoce un comparador lo va a preferir a la agencia, porque tiene su precio, el de las aerolíneas y el del resto de agencias. No sé si será 100% online, pero los jóvenes están habituados a reservar por internet.

P. Sin publicidad, ¿en qué basáis vuestro modelo?

R. Queremos mantener la limpieza de la página, que esté enfocada a la gente. Nos basamos en los clics que llevamos a la página de la aerolínea, que nos paga un comisión por cada compra. Para el cliente, el precio es el mismo.

P. ¿Cuál es vuestra principal virtud y cuál el punto débil?

R. Como virtud, la transparencia. Buscar en Trabber y estar seguro de que los precios son reales. El punto débil, el tamaño. No tenemos el presupuesto de algunos rivales para publicidad, marketing...

P. Después de vuelos, hoteles y alquiler de coches, ¿cuál será el siguiente servicio?

R. Hemos pensado en incluir restaurantes, además de añadir más aerolíneas y hoteles. También pensamos en los paquetes de vuelo más hotel, pero son productos difíciles de comparar.

P. ¿Y para cuándo el salto definitivo?

R. No hacemos muchos planes. Nos enfocamos en lo que necesitamos en cada momento. Por ejemplo, nos dimos cuenta de que teníamos abandonado el marketing y publicidad, y nos enfocamos en ello.

'Duelo' de comparadores

Los comparadores de vuelos, hoteles y coches de alquiler se han convertido en la vía más rápida para que el viajero busque y encuentre, en un mismo sitio, la manera de llegar a su destino deseado. SkyScanner y Trabber intentan captar a ese turista ya especializado en internet que no quiere llevarse sorpresas. Una factura 80 millones de euros. La otra, 400.000. Dos modelos diferentes para una tendencia al alza. CincoDías entrevista a sus dos responsables en España.