Beneficios y dudas sobre esta alianza

¿Qué busca Amazon y Twitter con su acuerdo en las compras online?

Jeff Bezos, consejero delegado de Amazon.
Jeff Bezos, consejero delegado de Amazon.

Amazon y Twitter han decidio unir fuerzas en el negocio del comercio electrónico. Según desvelaron las dos compañías este martes, ambas han sellado una alianza para que los consumidores puedan añadir productos a su lista de compra online a través de la red social. Para ello, los internautas que lo deseen deberán coordinar su cuenta de Twitter con la de Amazon y, a partir de ahí, bastará con que envíen un mensaje con la etiqueta #AmazonCart (Carrito de Amazon) cada vez que localicen en Twitter un producto que quieran comprar y esté disponible en Amazon.

Conocida la noticia, las interpretaciones sobre la relevancia del anuncio no es unánime. Mientras hay expertos que ven un gran potencial al hecho de fusionar el poder de la red social con la plataforma del gigante del ecommerce, para Ismael El-Qudsi, director de Internet República, la agencia online especializada en medios sociales, SEO y creatividad, el anuncio parece más una estrategia de relaciones públicas por parte de las dos compañías, que un hecho relevante en el campo del comercio electrónico.

Sus argumentos son los siguientes: "La usabilidad de añadir productos en tu cuenta de Amazon desde Twitter es bastante mala. Resulta complicado tener que entrar en tu cuenta de Amazon para enlazar tu cuenta con la de Twitter. Además, existe un inconveniente en cuanto a privacidad, ya que cualquiera puede ver qué producto estás añadiendo al carro con lo que podría aumentar el spam de proveedores que empiecen a enviarte información relacionada con esos productos en los que has manifestado una intención de compra".

Este experto recuerda también que Amazon tiene sistemas más fáciles para generar compras impulsivas, como la “compra en 1 clic”, donde el usuario de esta compañía puede hacer un pedido literalmente con un clic, sin tener que volver a introducir los datos de tu tarjeta, dirección de envío, etcétera.

Pese a ello, si ambas compañías han dado este paso, sus razones deben tener. "Twitter necesita demostrar que es capaz de generar ingresos y de ser relevante para los retailers, sobre todo después del varapalo que sufrió en Bolsa la semana pasada", continúa El-Qudsi. Según este experto en publicidad digital, si Twitter consigue demostrar que las ventas de Amazon aumentan, aunque no saque un beneficio directo por esta acción, incentivará a que otras marcas inviertan en publicidad dentro de tuits patrocinados. "Esto es solo un indicio de lo que veremos de Twitter para moverse agresivamente hacia la publicidad del comercio electrónico este año. Cualquier acuerdo entre Amazon y una red social es un gran primer paso", ha señalado también Bob Buch, director general de la empresa de publicidad de Facebook SocialWire, como informa la revista Business Insider.

Igualmente, Amazon también obtiene algún que otro beneficio. "Esta compañía siempre busca un posicionamiento muy tecnológico. Amazon es conocida por su tecnología de recomendación inteligente de productos y siempre trata de ir en vanguardia. Recordemos el anuncio que hizo hace poco sobre el uso de drones para repartir los pedidos. Este acuerdo parece ser una estrategia similar para asociarse con la innovación", señala El-Qudsi.

Para el director de Internet República, lo que pone de manifiesto el acuerdo entre Amazon y Twitter es que esta última es una buena herramienta para descubrir cosas, no para comprar directamente. "Eso, y que Amazon siempre busca una excusa para innovar, en este caso a muy bajo precio. Me da pena ya que a día de hoy cualquier empresa española podría estar haciendo lo mismo, incluso sin necesidad de tener un acuerdo con Twitter. Simplemente creando una pequeña aplicación llamada “robot” para interactuar con sus clientes en Twitter, pero estas posibilidades pasarán desapercibidas por la potencia mediática del acuerdo".