Iata exige al Gobierno venezolano el desbloqueo de fondos

Venezuela debe más de 4.000 millones a Iberia, Air Europa y otras 22 aerolíneas

Avión de Iberia en el aeropuerto de Madrid.
Avión de Iberia en el aeropuerto de Madrid.

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela debe a 24 aerolíneas más de 4.000 millones de dólares, 2.963 millones de euros aproximadamente, de acuerdo a fuentes cercanas a la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (Iata); el organismo no ha desvelado la identidad de las aerolíneas afectadas, aunque se trata prácticamente de las compañías internacionales que operan en el país.

Venezuela ha bloqueado fondos por este valor que pertenecen a las compañías aéreas, entre ellas Iberia y Air Europa, desde hace meses, lo que está provocando la disminución de vuelos al país y que incluso ya una de las empresas afectadas, Air Canada, haya decidido dejar de operar vuelos a Caracas.

Desde Iata se han enviado dos cartas al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, una a principios de año y otra el mes pasado, advirtiéndole de la situación. “Han habido contactos con diversos ministerios del Gobierno venezolano”, explican fuentes cercanas a Iata que señalan que el Gobierno del país se comprometió hace un mes al pago de las cantidades adeudadas a un tipo de cambio justo. Sin embargo no ha habido todavía desembolso alguno.

De acuerdo a las mismas fuentes, el Gobierno venezolano ha tratado de negociar individualmente con las aerolíneas un acuerdo, ofreciendo diversas soluciones, pero, aseguran las fuentes consultadas, las compañías aéreas se han negado a mantener negociaciones individuales tras constatar que el Gobierno del país pretendía hacer valer ofertas con tipos de cambio más bajos o descuentos.

Los fondos bloqueados a finales del pasado año en Venezuela a aerolíneas tenían un valor de 3.500 millones de dólares; el mes pasado la cifra ascendió a 3.900 millones y esta semana ya ha superado los 4.000 millones de dólares.

“La situación se ve agravada por otras políticas del Gobierno que contradicen las recomendaciones de la Organización de Aviación Civil Internacional”, advierten en Iata. El organismo advierte de que en diciembre Venezuela incrementó las tasas aeroportuarias en un 70% “sin consulta previa, una medida que no ha revertido en una mejora de los servicios”. Además asegura que los impuestos especiales aplicados al sector del transporte aéreo “se están utilizando para financiar actividades que no guardan ninguna relación con este sector”.

La negativa del Gobierno de Maduro a devolver los fondos a las aerolíneas ha provocado que 11 de las 24 compañías que operan en Venezuela hayan reducido los vuelos entre un 15% y un 78%. “Las aerolíneas tienen un compromiso con el mercado venezolano, pero no pueden operar de forma indefinida si no cobran los servicios que realizan”, declaró el pasado mes el consejero delegado de Iata, Tony Tyler.

El menor número de vuelos está dificultando la salida de Venezuela de ciudadanos al extranjero en un momento especialmente problemático en el país, tanto a nivel económico como político y social. Este diario se puso ayer en contacto con la Embajada de Venezuela en Madrid para ampliar la información y conocer la posición de la embajada en España, sin obtener respuesta. “Hay que comprar los billetes con muchos meses de antelación”, ha contado a este diario un ciudadano venezolano que recientemente ha visitado España y que ni siquiera quiso ser identificado por miedo a represalias. “En el aeropuerto de Caracas las esperas para vuelos internacionales son de ocho horas o más”, dijo.

Iberia y Air Europa

Las aerolíneas españolas Iberia y Air Europa son dos de las 24 compañías afectadas por los impagos de Venezuela.

De acuerdo a fuentes del sector Iberia tiene atrapados fondos por valor de 250 millones de dólares en el país, unos 185 millones de euros. La compañía española opera cinco vuelos semanales a Caracas. Iberia no quiso ayer comentar esta información; el grupo presenta resultados este viernes y posiblemente se refiera al problema venezolano en ese momento.

Air Europa opera también cinco vuelos semanales a Caracas y reclama 180 millones de dólares al Gobierno del país, según las fuentes consultadas. La aerolínea presidida por Juan José Hidalgo tampoco quiso ayer comentar esta información.

“Aerolínea que reduzca, aerolínea que se vaya”

“Severamente lo digo, no tienen ninguna excusa las aerolíneas para reducir sus vuelos a Venezuela”, advirtió el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en una rueda de prensa ofrecida el pasado mes de marzo, de la que informó Efe. “Aerolínea que reduzca tomaré medidas severas, aerolínea que se vaya del país no vuelve mientras nosotros seamos Gobierno”, dijo Maduro.

“Tendremos nosotros fuerza para sustituirlos, para eso tenemos nosotros a la nueva [aerolínea estatal] Conviasa y están viniendo aviones del mundo y no se cuántas aerolíneas nos están pidiendo solicitud para cubrir los vuelos a Panamá, a Centroamérica, a Suramérica”, aseguró el presidente de Venezuela que sostuvo que las diferencias en esta cuestión forman “parte de esa guerra que le quieren hacer a Venezuela”.