Mantiene en 5 millones la de Díaz Ferrán

Ángel de Cabo, con un pie en la calle tras rebajar el juez su fianza por vaciar Marsans

Ángel de Cabo, con un pie en la calle tras rebajar el juez su fianza por vaciar Marsans

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha rebajado de tres millones a 500.000 euros la fianza que impuso al empresario Ángel De cabo para poder salir de la cárcel, en la que ingresó por el vaciamiento patrimonial de Marsans, mientras que ha mantenido en 5 millones la que fijó para Gerardo Díaz Ferrán.

Según han informado fuentes jurídicas, De Cabo ha presentado una relación de bienes que él mismo ha valorado en 800.000 euros, si bien el magistrado ha optado por designar un perito independiente para que haga una tasación de los mismos.

Además, Velasco también ha disminuido a la mitad el millón de euros que estableció para la “mano derecha” de De Cabo, Iván Losada, que como los otros dos imputados ingresaron en prisión preventiva en diciembre de 2012 por el saqueo de Marsans.

El juez ha accedido así a la petición que le hicieron ambos para que les rebajara la fianza para abandonar la cárcel, al entender que era procedente porque han colaborado con la Justicia.

De Cabo hizo una declaración voluntaria desde la cárcel de Picassent ante la Policía el pasado 27 de noviembre, en la que afirmó que Díaz Ferrán prefirió sustituir los pagos en efectivo y en cheques que le realizaba a cambio del traspaso de la empresa por transferencias a varias cuentas que tenía en Hong Kong a raíz de que uno de los talones fuera bloqueado por una entidad bancaria.

Según el empresario, Díaz Ferrán acordó con él y con su entonces socio, el ya fallecido Gonzalo Pascual, el traspaso del grupo turístico y su patrimonio para eludir el pago a sus acreedores a cambio de una entrega mensual de cien mil euros hasta alcanzar los 5,5 millones y no 8, como figura en los distintos informes policiales de la causa por la que fueron detenidos.

Por el contrario, el magistrado no ha estimado la solicitud del expresidente de la patronal española, que tendrá que pagar los 5 millones que le impuso para poder salir de la cárcel madrileña de Soto del Real.

No obstante, las fianzas que inicialmente les fijó cuando ordenó su ingreso en prisión se han visto sustancialmente disminuidas, ya que el juez fijó inicialmente 50 millones para De Cabo y 30 para Díaz Ferrán y Losada.

El pasado 29 de abril, Velasco dictó la apertura de juicio oral contra los tres y otros ocho acusados más, a los que impuso una fianza solidaria en concepto de responsabilidad civil de más de 1.100 millones de euros por los delitos de alzamiento de bienes continuado, concurso fraudulento continuado, blanqueo de capitales e integración en organización criminal.

La Fiscalía ya ha reclamado para Díaz Ferrán 15 años de prisión, 8 para De Cabo y 4 años y 3 meses para Losada.

Mientras, las otras 13 acusaciones reclaman penas para Díaz Ferrán y De Cabo que oscilan entre los 3 años que solicita Aerolíneas Argentinas y los 31 años y tres meses que pide la administración concursal del exdueño de Marsans y la de la herencia yacente de Gonzalo Pascual.