El auge de los mercados emergentes

Corea del Sur amplía la conexión aérea con España por la mayor demanda turística

Asiana Airlines volará dos veces a Barcelona

Korean Air gana 441 plazas a la semana

Mostrador de Asiana Airlines en el aeropuerto de Seúl.
Mostrador de Asiana Airlines en el aeropuerto de Seúl.

El potencial de crecimiento del sector turístico en España vendrá determinado, más que por un aumento masivo en la llegada de turistas, por una mejora de la calidad que permita atraer nuevos segmentos con mayor capacidad de gasto”. Esta frase del último boletín económico del Banco de España resume a la perfección la necesidad de atraer flujos turísticos de países en vías de desarrollo, como se ha hecho en Rusia, donde la cifra de visitantes se ha triplicado en la crisis.

Uno de los destinos prioritarios en el futuro será Corea, que también está registrando un importante crecimiento, aunque en términos absolutos sigue siendo poco representativo. En 2010, el número de visitantes rozó los 44.000; solo en los dos primeros meses de 2014 han llegado 39.000 viajeros.

Un crecimiento exponencial que ha obligado a ampliar las conexiones aéreas con España. Hasta ahora, la única aerolínea con vuelos directos a España era Korean Air, con tres vuelos semanales. La compañía ha cambiado el Airbus 330 que utilizaba para esos desplazamientos, con una capacidad de 218 asientos, por un Boeing 747, con 365 plazas, lo que le proporcionará 441 plazas adicionales a partir del 9 de mayo. “El aumento de turistas coreanos a España ha sido definitivo para tomar esta decisión”, subrayan fuentes de la Secretaría de Estado de Turismo.

Un argumento que se ve reforzado con el nuevo vuelo que a partir del 9 de mayo operará Asiana Airlines a Barcelona. La compañía tiene previsto volar dos veces a la semana (martes y viernes), aunque esas mismas fuentes se muestran convencidas de que esos vuelos, en principio provisionales, se consolidarán e incluso se ampliarán ante el repunte de la demanda, que también está muy vinculada al buen momento de las relaciones comerciales entre España y Corea.

En los dos primeros meses de 2014, las exportaciones españolas a Corea han crecido un 46,7% anual, hasta los 212 millones (0,6% del total), mientras que las ventas de bienes de Corea han crecido un 26,6%, hasta los 263 millones (un 0,6% del total). En los intercambios, el país asiático tiene superávit frente a España, gracias en buena medida a su gran desarrollo industrial en tres materias:electrónica de consumo, con multinacionales como Samsung o LG;astilleros (Daewoo, Samsung Heavy y Hyundai Heavy) y automoción (Kia y Hyundai).

Buena prueba del interés que despierta este mercado entre las empresas españolas es que es uno de los 16 que cuenta con un Plan de Desarrollo Integral de Mercado (PDIM). Se trata de países considerados prioritarios para la evolución positiva de los intercambios comerciales por su potencial de crecimiento. Entre ellos se encuentran Rusia, China, Sudáfrica, Estados Unidos o los países del golfo. Gran parte de esos intereses están centrados en los países asiáticos, como demuestra el hecho de que las dos últimas incorporaciones son Indonesia y Singapur y que una tercera parte del calendario de actividades del Icex estará basado en la zona de Asia.

En el caso de Corea del Sur, el informe elaborado por los técnicos del Icex subraya que es la cuarta mayor economía de Asia y la tercera en importaciones, incluso por encima de India, un país mucho más poblado y mucho más grande. El estudio considera que existe un gran recorrido para ampliar tanto las exportaciones como las importaciones entre ambos países. En el caso de las ventas españolas, el informe subraya que es importante elevar la cuota de mercado en Corea del Sur, actualmente en el 0,30% del total de los intercambios comerciales mundiales, muy por debajo de otros países desarrollados, como Alemania (3,40%), Reino Unido (1,22%), Francia (0,95%) e Italia (0,93%).

Al avance de los intercambios comerciales pueden contribuir las buenas previsiones de crecimiento para los próximos trimestres. Entre enero y marzo, el PIB ha crecido un 0,9% en tasa intertrimestral y un 3,9% respecto al mismo periodo de 2013. Se trata del incremento más importante de los últimos tres años. El FMI augura que crecerá un 3,7% este año y un 3,8% el que viene, muy por encima de la media mundial, mientras que el desempleo se mantendrá levemente por encima del 3% de la población activa.