Deja atrás el concurso de acreedores

Pescanova, preguntas y respuestas a una nueva fase

Sede central de la empresa Pescanova en Chapela, Pontevedra.
Sede central de la empresa Pescanova en Chapela, Pontevedra.

Los principales bancos españoles acreedores de Pescanova tomarán el control del grupo después de que su propuesta de convenio haya sido apoyada por más del 50% de la masa acreedora. Si, como parece previsible, sale adelante el convenio, la multinacional gallega, creada en 1960, abandonará la situación concursal en la que se encuentra desde hace un año e iniciará una nueva etapa con las entidades financieras españolas como principales accionistas.

El concurso de Pescanova, cuyo pasivo se ha estimado en más de 4.000 millones de euros, ha sido uno de los mayores ocurridos en la historia empresarial española y posiblemente el mayor en términos de deuda del sector alimentario (el de Clesa, de Ruiz-Mateos, se declaró en 2011 con 1.000 millones de deuda).

P. ¿Cuándo saldrá Pescanova del concurso?

R. Pescanova saldrá formalmente del concurso cuando el juez lo dicte en auto, lo que previsiblemente ocurrirá próximamente después de que los mayores bancos acreedores españoles –Sabadell, Popular, Bankia, NovacaixaGalicia, CaixaBank, BBVA– hayan logrado adhesiones que representan más del 50% de la masa acreedora a su propuesta de convenio presentada. El magistrado dispondrá de un periodo para sumar las adhesiones al mismo y registrar posibles impugnaciones.

Fuentes jurídicas consideran que se hará efectiva la salida del concurso de Pescanova aproximadamente en un mes. Si no hay impugnaciones que supongan un determinado porcentaje de la deuda el juez puede agilizar la salida del concurso del grupo. Pescanova evita así entrar en fase de liquidación, un extremo que hasta el pasado fin de semana era contemplado incluso por los mayores bancos acreedores.

P. ¿Cuándo se hará efectiva la toma del control de Pescanova por parte de la banca acreedora?

R. Las entidades financieras tienen previsto capitalizar deuda y convertirse en los mayores accionistas de la compañía gallega lo que ocurrirá cuando el grupo abandone formalmente la situación concursal en la que se encuentra.

Los bancos, previsiblemente, llevarán a cabo una operación acordeón: Pescanova reducirá su capital a cero para posteriormente realizar una ampliación con lo que, posiblemente, terminará siendo excluida de Bolsa. El convenio presentado ante el juez reservaba un 5% del capital a los antiguos accionistas, un porcentaje que podría elevarse al 20% si acudieran a la ampliación. A dicha ampliación no irá Damm y su participación, del 6,2%, quedará reducida por debajo del 1%. Lo mismo ocurrirá con la participación del 7,2% declarada por Manuel Fernández Sousa, expresidente de la compañía.

P. ¿Cuál será el consejo de administración de Pescanova?

R. Una vez que el juez dicte la salida del concurso de Pescanova serán cesados en sus cargos los administradores nombrados por el juez del concurso (dos profesionales de Deloitte, Santiago Hurtado y Senén Touza). Los bancos accionistas de Pescanova nombrarán previsiblemente un nuevo consejo de administración. Fuentes cercanas a la compañía apuntan que Senén Touza, de Deloitte, podría ser la persona seleccionada por las entidades como próximo consejero delegado.

Las mismas fuentes señalan que los bancos españoles barajan los nombres de posibles socios industriales y financieros que podrían entrar en el grupo.

P. ¿Cuál es ahora la situación empresarial de Pescanova?

R. Fuentes cercanas a los bancos acreedores aseguran que Pescanova es hoy una empresa viable facturando más de 1.000 millones al año. Pero el grupo todavía no ha presentado las cuentas de 2013 y las anteriores están basadas en datos poco fiables.

La administración concursal de Pescanova, Deloitte, advierte en las cuentas de 2012 del grupo, auditadas por BDO, que en la formulación de las mismas “se han realizado determinados juicios de valor y estimaciones” ante el hecho de que “resulta impracticable una cuantificación con una mayor exactitud”. El pasivo total del grupo se ha estimado en más de 4.000 millones.

P. ¿Qué ocurrirá con las filiales extranjeras del grupo?

R. Será la banca española la que decida si fuerza la salida de concurso de sus principales filiales en el extranjero o si opta por desprenderse de ellas.

Pesca Chile se declaró en concurso en mayo de 2013. La división chilena de Pescanova controla las empresas Acuinova Chile, que emplea a 955 personas, y Nova Austral, con una plantilla de 789 empleados. La administración concursal chilena de estas empresas trabaja desde hace meses en un proceso de venta de las mismas, pero las modificaciones que ha sufrido el proceso concursal de la matriz en España ha alterado en varias ocasiones la operación.

P. Además de la banca española, ¿quiénes son los mayores acreedores de Pescanova?

R. Pescanova debe a bancos extranjeros más de 400 millones de euros. Deutsche Bank reclama 127,7 millones; Commerzbank, 95,9 millones; HSBC, 70,6 millones; Rabobank, 50 millones; Citibank, 23,1 millones; DN Bank, 15,5 millones; Bank of Tokio Mitsubishi, dos millones. El informe también incluye a BNP como comisario de dos emisiones de bonos, en 2011 y 2012, con una deuda, respectivamente, de 168 y 162 millones. Y a Lloyds, cuyo negocio en España ha sido adquirido por Sabadell, con 37,2 millones. Además Pescanova debe 92, 5 millones a organismo públicos españoles: 57,7 millones a Cofides; 18,84 millones a Hacienda; un millón a Sodiga Galicia.

P. ¿Qué procedimientos judiciales hay abiertos sobre los anteriores gestores del grupo?

R. El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz imputó el 22 de mayo al presidente entonces de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, y a otros ejecutivos y consejeros de la entidad y al grupo alimentario, como persona jurídica, por varios presuntos delitos como los de falsear cuentas o utilizar información privilegiada. El juez impuso una fianza por responsabilidad civil a diez altos cargos de Pescanova y seis sociedades relacionadas que suman 1.200 millones. A principios de septiembre la policía portuguesa impidió que la esposa de Sousa traspasara cuatro millones desde una cuenta en un banco portugués a otra entidad china.

CRONOLOGÍA DE LA CRISIS DE LA PESQUERA

INICIO.

El 28 de febrero de 2013 Pescanova comunicó a la CNMV que no formulaba las cuentas de 2012. Fue la primera señal de alarma de la multinacional gallega, hasta ese momento una compañía recomendada por analistas y considerada uno de los líderes mundiales del sector pesquero. El 12 de marzo informó al regulador que había detectado “discrepancias” contables. El juzgado mercantil de Pontevedra declaró al grupo en concurso el 25 de abril.

KPMG y DELOITTE.

Entre mayo y julio del pasado año varias filiales de Pescanova se declararon en concurso: Pesca Chile, Argenova, Pescanova Brasil, Acuinova, Pescafina. En julio KPMG presentó un informe preliminar en el que afirmaba que Pescanova, durante los últimos ejercicios, había ejecutado prácticas contables irregulares. En septiembre Deloitte, administrador concursal de Pescanova designado por la CNMV y nombrado por el juez del concurso, presentó su informe concursal en el que elevaba la deuda del grupo a 3.641 millones (el grupo hasta entonces había comunicado una deuda de 1.522 millones). El 12 de septiembre Grupo Damm, con el 6,2% de Pescanova, logró en junta imponer un nuevo consejo de administración.

CONVENIOS.

Damm presentó una propuesta de convenio en enero. Entre enero y abril se modificó dicha propuesta que finalmente fue rechazada por la banca acreedora. Las entidades presentaron el lunes un nuevo convenio, ya aprobado. El miércoles Pescanova dijo que iniciaba una nueva fase “en la que continuará como una de las principales multinacionales gallegas”.