Los vuelos de Air Europa superan el 80% de ocupación media

Uruguay multiplicada por dos

Con el retorno de Iberia, habrá doble oferta de vuelos hacia Montevideo

Uruguay multiplicada por dos

Air Europa inauguraba en junio de 2013 el vuelo que uniría desde entonces, sin escalas, Madrid con Montevideo. La retirada de Iberia, que canceló la ruta como parte de su plan de restructuración, dejó a la capital uruguaya sin conexión directa con Europa durante más de un mes. Tomada casi como una traidora, las autoridades del país se referían a la aerolínea que ahora preside Luis Gallego como “la compañía que nos abandonó”, ahorrando cualquier mención directa. Un año después, Iberia ha anunciado que recupera la conexión con Montevideo desde la T4 de Barajas.Serán dos los vuelos directos con España, lo que convierte a Uruguay en una gran puerta al sur de Latinoamérica.

Guía para el viajero

Cómo ir: Air Europa viaja a Montevideo desde Madrid los lunes, martes, miércoles y sábados. Los horarios están adaptados para conectar los vuelos a sus principales destinos de España y Europa. Iberia reanudará su ruta el 1 de septiembre y oferta plazas desde 558 euros ida y vuelta.

Dónde dormir: Algunas de las principales cadenas hoteleras, también las más lujosas, están presentes en la capital uruguaya. Una opción interesante es el hotel NH Columbia, situado en la Rambla de Gran Bretaña, con vistas privilegiadas al Río de la Plata. El precio de la habitación doble es de 67 euros.

Dónde comer: Viajar a Uruguay y no probar su carne sería poco menos que delito. Allí hay cuatro vacas por cada habitante, y éste consume de media 100 kilos de carne al año. En el entorno del Mercado del Puerto hay restaurantes especializados en asados. Para probar el chivito, el sandwich típico de Uruguay: el Guga, al final del Boulevard España.

Una vez cerrada la reestructuración de Iberia, con la rentabilidad como pieza innegociable, la aerolínea quiere comenzar a recuperar parte del terreno que perdió en 2013 y que aprovechó Air Europa. Según los datos de las autoridades uruguayas, la ocupación media de los aviones operados por la compaña de Antonio Hidalgo ha sido superior al 80% “en prácticamente todos los vuelos fletados”, como afirmaba la ministra de turismo y deporte Liliam Kechichián. De las tres frecuencias semanales con las que partió Air Europa en junio ha pasado a cuatro desde principios de este año, y ya se negocia una quinta. Además, Air France opera la ruta París-Montevideo con cinco frecuencias semanales que pronto serán siete, aunque con una pequeña escala en Buenos Aires. Iberia partirá con cuatro vuelos desde el 1 de septiembre, con lo que será posible viajar a la ciudad del Río de la Plata cualquier día de la semana, e intentará acercarse al pasajero y, sobre todo, a las autoridades uruguayas. “Para un país como Uruguay, que una aerolínea quiera volver es importante”, afirma Benjamín Liberoff, director de la Oficina Nacional de Turismo de Uruguay, quien destaca que esto “pone de relieve que es un destino que merece la pena”.

Desde la llegada de Air Europa, la afluencia de vistantes a Uruguay ha crecido entre un 5% y un 6% y el objetivo mínimo es mantener la cifra. “Con España hay una tradición étnica importante:el 35%de los uruguayos son descendientes de españoles”, describe Liberoff, quien reconoce que quieren ampliar el perfil de visitante:“asociamos la llegada de nuevas aerolíneas a crecer. La estrategia es la promoción multidestino. La oferta la tenemos”.

Porque Uruguay tiene un atractivo propio que le convierte en un destino apetecible para el turista, además de ser una puerta para Argentina y Brasil. Empezando por Montevideo. No goza de la fama de su casi vecina (y rival) Buenos Aires, ni de la espectacularidad de otras ciudades del continente sudamericano como Río de Janeiro. Pero pasear por la Avenida 18 de Julio, con los puestos ambulantes sucediéndose a cada paso, es una experiencia que su visitante no debe perderse, al igual que la Rambla uruguaya, 22 kilómetros de avenida por el borde del Río de la Plata. Tomar un café en el Café Brasilero, el más antiguo de la ciudad, como hacían Benedetti, Gardel o Eduardo Galeano, comer un chivito, el símbolo de la cocina uruguaya, o probar un buen mate imprimen a Montevideo y a su gente una personalidad propia y especial.

A un par de horas se encuentra el punto turístico de referencia en el país: Punta del Este. En sus playas se unen el Río de la Plata y el Océano Atlántico, convirtiéndolas en un escenario paradisíaco para turistas brasileños y argentinos, algo que a los uruguayos les gusta resaltar. Y en el interior de la costa uruguaya está Colonia Sacramento, la ciudad más antigua de Uruguay y cuyo barrio histórico es Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad por la Unesco.