Eleva un 19% las ventas

Ferrovial gana 65 millones hasta marzo

Factura 1.945 millones tras la integración de la británica Enterprise

El ebitda sube un 1,6%, hasta los 184 millones

El grupo Ferrovial cerró el primer trimestre del año con un beneficio de 65 millones frente a la cifra de 72 millones, un 9,6% superior, declarada en el mismo periodo de 2013. En esa ocasión la compañía se apuntó plusvalías por la venta del aeropuerto de Stansted y ahora carece de extraordinarios.

Las ventas de Ferrovial ascienden a 1.945 millones, lo que implica una subida del 19%, y el ebitda crece un 1,6%, hasta los 184 millones. La notable evolución de la facturación se debe principalmente a la consolidación de la filial británica de servicios Enterprise, adquirida en abril de 2013 y no consolidada durante el primer trimestre del pasado ejercicio. Sin este efecto, la cifra de negocios habría mejorado un 4%.

Dividendos millonarios de Heathrow y la 407

Los dos principales activos de Ferrovial, el aeropuerto londinense de Heathrow y la autopista canadiense 407, han pagado un total de 76 millones en dividendos en el primer trimestre a Ferrovial. 

Ambos han mejorado su ebitda: un 30% el aeropuerto y un 11% la autopista. El tráfico en la 407 creció un 3,2% hasta finales de marzo, beneficiéndose de varias obras en carreteras alternativas. Heathrow, por su parte, atendió a 16 millones de pasajeros, con un alza del 0,5% a pesar de que este primer trimestre no ha contado con la Semana Santa y el del año pasado sí.

La empresa ha destacado, al cierre del mercado, su creciente perfil internacional: debe un 66% de la facturación al mercado exterior, con un incremento del 25% respecto a las cuentas de hace un año.

En cuanto a la cartera, el grupo que preside Rafael del Pino mantiene sus máximos históricos, con 25.594 millones (un 67% internacional) entre las áreas de Construcción, donde se registra un descenso del 4,8%, y Servicios, que eleva en dos puntos el volumen de su cartera. Al cierre de este primer trimestre la empresa ha firmado contratos por 875 millones, como el de la construcción y operación de la autopista I-77 de Carolina del Norte o la construcción de una central hidroeléctrica en Chile, entre otros. Estos están aún sin contabilizar.

La deuda neta del grupo se sitúa en 5.526 millones, con un aumento desde los 5.351 millones de diciembre por necesidades de financiación especialmente en Estados Unidos. Excluida la deuda de los proyectos de infraestructuras, Ferrovial declara una posición neta de tesorería de 1.565 millones (era de 1.676 millones en el arranque del año).

Por áreas de negocio, Servicios es la que se ve beneficiada por la aportación de Enterprise respecto al primer trimestre de 2013. La división que dirige Santiago Olivares dispara sus ventas un 48%, hasta los 1.033 millones.

En Autopistas cae la cifra de negocios hasta los 91 millones. Ferrovial explica que han incidido negativamente las nevadas en Estados Unidos y la tardía celebración de la Semana Santa en España.

La filial polaca Budimex tira de las ventas de Construcción. En este país del Este empiezan a sucederse las primeras adjudicaciones del plan de carreteras polaco previsto entre 2014 y 2019, lo que ha elevado la contratación un 45% para la citada Budimex. Pese a todo, el área de Construcción declara una reducción del 3,1% en facturación, hasta los 795 millones. La compañía se ha referido a las malas condiciones climatológicas en Estados Unidos y a la finalización de proyectos en Reino Unido para explicar este descenso.

Ferrovial tiene presencia en el negocio de aeropuertos a través de Heathrow Airport Holdings (HAH), cuyas ventas mejoran un 10% y el ebitda crece un 28% en moneda local. Sus cuatro aeropuertos han atendido a 18,6 millones de pasajeros.