Un equipo de juristas analizan los casos puntuales

Gobierno ecuatoriano analiza demandar a los bancos españoles

GRA255. GÉNOVA (ITALIA), 26042014.- Fotografía facilitada por la Presidencia de la República que muestra al presidente de Ecuador, Rafael Correa, durante el acto en el que ha ofrecido su informe semanal de labores, hoy en la ciudad italiana de Génova. EFEMiguel Angel RomeroPresidencia de la República ***SOLO USO EDITORIAL***
GRA255. GÉNOVA (ITALIA), 26/04/2014.- Fotografía facilitada por la Presidencia de la República que muestra al presidente de Ecuador, Rafael Correa, durante el acto en el que ha ofrecido su informe semanal de labores, hoy en la ciudad italiana de Génova. EFE/Miguel Angel Romero/Presidencia de la República ***SOLO USO EDITORIAL*** EFE

La visita del presidente ecuatoriano Rafael Correa a España fue aprovechada para enviar un mensaje a los bancos españoles: El Gobierno de ese país analiza la posibilidad de enjuiciarlos. El motivo sería ciertos contratos de crédito hipotecario suscritos con entidades financieras y que según el Jefe de Estado ecuatoriano han conducido a los desahucios y han afectado a familias de ese país sudamericano. Según datos de la Cancillería, más de 10.000 familias habrían sido afectadas durante la crisis bancaria desde el 2007.

La banca española no ha emitido una reacción oficial hasta el momento: la Asociación Española de Banca dijo que desconocen los fundamentos jurídicos en los que se sustentaría la demanda, pero ratifican que la normativa hipotecaria española, recientemente modificada, “se ajusta perfectamente al derecho europeo e internacional”. El Banco de España dice no tener “ningún comentario público” al respecto.

No es la primera vez que el gobierno ecuatoriano hace pública su intención de demandar a los bancos españoles por el tema de las hipotecas. Ya en noviembre del 2013 los ecuatorianos residentes en España, con apoyo de la Cancillería, se organizaron en una asociación de afectados que plantearía demandas colectivas. Ahora, el Gobierno ecuatoriano ha conformado un equipo de trabajo con juristas españoles y extranjeros quienes analizan los casos puntuales de los supuestos afectados así como los caminos para enjuiciar a los bancos ante los tribunales internaciones.

Entre los argumentos que se tendrían para sustentar una demanda están algunas resoluciones previas como la Sentencia del Tribunal Constitucional Español, para que las “cláusulas piso” no se puedan aplicar; la del Tribunal de Estrasburgo de los Derechos Humanos de Europa, que condenó hace un año los procesos de gestión hipotecaria por parte de las entidades financieras para despojar a los deudores de sus hogares; y la Legislación Española, que estableció una moratoria para muchos casos de desahucios.

Al momento se desconoce cuándo el gobierno ecuatoriano emprenderá estas demandas ni contra qué entidades bancarias españolas.