Dispositivos ‘wearables’ y asistentes de voz, tendencias para 2024

El turista del futuro, entre la experiencia real y la virtual

¿Cómo será el turista del futuro? Skyscanner se ha propuesto analizar cómo serán los viajes en la próxima década y qué papel tendrán las nuevas tecnologías en la industria turística. A falta de saber si ya serán una realidad los viajes al espacio o si se popularizarán los hoteles sumergidos en el mar, los expertos consultados por la plataforma de reserva de vuelos y The Future Laboratory consideran que el turista seguirá viajando y que la realidad virtual no va a sustituir la experiencia del viajero, pero apuntan a que los avances tecnológicos marcarán el ritmo del sector turístico. “La experiencia de viajar no se puede sustituir”, apuntó ayer el experto en tecnologías turísticas Joantxo Llantada.

Gafas inteligentes, relojes conectados, dispositivos wearables... hasta hace poco sonaban a ciencia ficción pero son las grandes apuestas de las empresas tecnológicas junto con los smartphones. “Se trata de identificar las necesidades del usuario y adaptar la tecnología a ellas”, declaró ayer el responsable de Skyscanner para España, Ángel Guirado. La aplicación de estos dispositivos al mercado turístico ya es una realidad y empresas españolas como Zerintia, que desarrolla aplicaciones turísticas para las Google Glass, o la start-up Vaivén Gestión Turística y Cultural, que ha lanzado la aplicación para dispositivos móviles Guideo que incorpora elementos de realidad aumentada, trabajan ya para ofrecer contenidos a estos dispositivos. Pero además de ser utilizados como los futuros guías turísticos, estos dispositivos facilitarán tanto el embarque en los aviones como el acceso a nuestra habitación de hotel. Es el caso la tarjeta de embarque wearable lanzada por Iberia y Samsung o las pulseras inteligentes que la cadena hotelera Palladium utilizará en dos de sus establecimientos en Ibiza, el Hard Rock Hotel y el Ushuaïa.

El turista de la próxima década podría contar, según los expertos consultados por Skyscanner, con su propio compañero de viaje digital. Un sistema de inteligencia artificial que podría sea capaz de conocer y aprender las preferencias del usuario y que le ayude a planificar los viajes y realizar reservas. Algo que más allá de sonar al argumento de la última película de Spike Jonze, Her, en la que el protagonista se enamora de un sistema operativo, está siendo desarrollado ya por el instituto de investigación que creó el sistema Siri de Apple, el SRI International, Desti, una aplicación de conversaciones para viajes. Mientras que multinacionales como Microsoft o Samsung trabajan en sus propios sistemas de inteligencia artificial.

Pero además de facilitar la experiencia al viajero, el desarrollo tecnológico supone una oportunidad para la industria. “Buscar y reservar un viaje será tan fácil como comprar un libro en Amazon”, cree el consejero delegado de Skyscanner, Gareth Williams. Así, el informe considera que los dispositivos y aplicaciones de realidad virtual permitirán promocionar de una forma más experiencial tanto destinos como hoteles para motivar la elección del usuario. “Los destinos turísticos afrontan un importante reto para saber sacar partido de las tecnologías y ponerse en el mapa de los usuarios”, apuntó la directora del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), Mari Cruz Cádiz.

Internet, el mejor amigo del viajero ‘conectado’

Un estudio realizado por Yahoo apuntaba recientemente que el 72% de los viajeros utiliza internet para inspirarse sobre nuevos destinos, mientras que el 55% se fía de la recomendación de amigos o familiares. El informe, denominado Connected Holidays, se centraba en las necesidades de los viajeros, sus hábitos y sus principales demandas y remarcaba el papel de internet en el sector del viaje, tanto en su uso por parte de los usuarios como parte fundamental del negocio de las empresas turísticas.
Según los datos recabados por Yahoo, el 78% de los usuarios europeos utiliza sus smartphones en el extranjero, un porcentaje que se sitúa por encima de países como Reino Unido (69%), Alemania (61%), Italia (65%) y Francia (63%). Así, un 92% de los usuarios se conectan a internet desde su dispositivo móvil en vacaciones, un 66% sube a la nube contenido de forma instantánea y un 33% utiliza apps de viajes. Entre los españoles, el 37% usa sus dispositivos móviles en vacaciones igual que cuando está en casa, gracias al wifi, y aprovecha para realizar llamadas, conectarse a la red y utilizar servicios de mensajería instantánea.
Pero la utilización de internet por el turista también es una oportunidad para las empresas del sector. Jordi Schoenenberger, socio de Deloitte en España, reconoció en la presentación del informe que “la movilidad es el sueño de toda la industria turística porque el usuario está conectado 24 horas al día, los siete días a la semana”.