Cebrián prevé una aceleración de la política de transformación digital

PRISA defiende su expansión exterior para ser un grupo iberoamericano

El directivo afirma que desde final de 2013, es palpable el hecho de que "hemos tocado fondo"

Fernando Abril-Martorell, consejero delegado de PRISA y Juan Luis Cebrián, presidente ejecutivo.
Fernando Abril-Martorell, consejero delegado de PRISA y Juan Luis Cebrián, presidente ejecutivo.

El presidente ejecutivo de PRISA, Juan Luis Cebrián, defendió ayer la estrategia de internacionalización realizada por la compañía en los últimos tiempos, señalando que la multinacional se puede definir ya como un grupo iberoamericano de empresas antes que español. En su discurso ante la junta de accionistas de la compañía, el directivo señaló que, sin consolidad las cuentas de Canal+, el porcentaje de Ebitda previsto en los presupuestos de 2014 que se generará fuera de España es del 85%.

En 2013, los ingresos del grupo procedentes del extranjero fueron de 937 millones de euros, lo que supone un 34% del volumen de negocio total, si bien, si se eliminase del cómputo a Canal+, el 60% de los ingresos y el 91% del Ebitda vinieron de fuera. El directivo destacó el crecimiento registrado en Latinoamérica en las áreas de educación, prensa online con el crecimiento en la región de El País, y radio.

En esta línea, Fernando Abril-Martorell, consejero delegado de PRISA, explicó que “el crecimiento del negocio en Latinoamérica en moneda local, excluyendo el impacto de los tipos de cambio, fue muy bueno, superando el 10,5%”.

De igual forma, Cebrián señaló que, junto al objetivo latinoamericano, el otro gran centro estratégico es la política de transformación digital, “que debe ser acelerada cuanto antes”. El directivo explicó que para 2014 está previsto que los ingresos digitales del grupo supongan cerca del 8% del total. Abril-Martorell, a su vez, indicó que la publicidad digital creció más del 15% en 2013, y ya representa el 21% del total en El País y el 51% en el As.

Cebrián destacó el acuerdo de refinanciación alcanzado en 2013. El ejecutivo defendió la gestión realizada, indicando que “tras las operaciones realizadas y con los proyectos en curso, que incluyen importantes desinversiones y amortización acelerada de deuda, PRISA se encontrará en una saneada posición que garantice su continuidad y crecimiento”.

El presidente ejecutivo de PRISA señaló que desde el inicio de 2014, la empresa ha procedido ya a la venta de 15 millones de acciones de Mediaset España por un valor de 121 millones de euros, y en pocos meses se perfeccionará el contrato de cesión de las operaciones en ediciones generales al Grupo Random House, por 72 millones. Cebrián explicó a los accionistas que los resultados de la venta de Mediaset se aplicarán de inmediato a la reducción de deuda.

“Continuaremos con el proceso anunciado de desinversiones, sin que eso signifique que vayamos a incurrir en precipitación alguna, en defensa de la más alta valoración posible de los activos de los que vayamos a desprendernos y de las mejores condiciones para la recompra de deuda de la compañía”, dijo Cebrián.

La junta de accionistas de PRISA aprobó las cuentas de 2013, ejercicio en el que la compañía registró unos ingresos de 2.796 millones de euros, con un crecimiento del 2,3%, y un Ebitda consolidado de 296 millones, con un descenso del 30,6% en relación al ejercicio anterior. Cebrián explicó que la compañía siguió en 2013 con las tareas de estabilización del balance mediante la aplicación de importantes provisiones sobre los fondos de comercio y créditos fiscales.

El ejecutivo advirtió de que, en lo que llevamos de año todavía no es visible un sólido crecimiento del mercado publicitario español, y los efectos de la crisis, junto al cambio tecnológico, siguen afectando a la circulación de la prensa impresa. “No obstante, y a partir de finales de 2013, es del todo palpable el hecho de que hemos tocado fondo, al menos en lo que a nuestro sector se refiere, y podemos contemplar con moderado optimismo el inmediato porvenir”, dijo Cebrián. El ejecutivo recordó que PRISA ha llevado a cabo en los dos últimos años importantes y dolorosas reestructuraciones de personal, y una política de reducción de costes muy eficaz. “Cuando la recuperación llegue de forma sostenida, veremos aumentar los márgenes y mejorar las expectativas de beneficio de nuestras empresas españolas”, afirmó.

Abril-Martorell indicó que la crisis económica parece haber tocado fondo ya, indicando que la ralentización del deterioro de la economía española desde mitad del pasado año, la fortaleza de los negocios en Latinoamérica (medidos en moneda local), el esfuerzo plurianual sostenido en gasto e inversión y la reestructuración y desinversión de negocios en pérdidas “empiezan a tener reflejo en los resultados operativos”.

La compañía reclama medidas en la lucha contra la piratería cultural

Juan Luis Cebrián hizo referencia a la “muy preocupante situación del mercado cultural y de los medios en España, sobre todo en lo que respecta a la piratería”.

El directivo dijo que el Gobierno ha puesto en marcha una encomiable iniciativa legislativa tendente a reforzar el reconocimiento de los derechos de propiedad intelectual en el nuevo entorno tecnológico. “Confiemos en que la reforma garantice e impulse un modelo sostenible. Deberá crear medidas eficaces de persecución contra la piratería digital de obras, así como de las emisoras ilegales y de las retransmisiones deportivas que vulneran descaradamente la norma”. Cebrián dijo también que el IVA cultural al 21% “es una agresión a los derechos morales de nuestra sociedad”.

Además, señaló que “la repetida incapacidad de las autoridades para poner orden en el mundo de los derechos del fútbol permite cuestionarnos su voluntad política de hacer cumplir la ley”. En este sentido, dijo que “es preciso que los gobernantes dejen de mirar para otro lado y adopten las medidas pertinentes que defiendan los derechos de empresas, autores y usuarios”.

'El País' comienza una nueva etapa con el relevo en la dirección

Tanto Juan Luis Cebrián como Fernando Abril-Martorell agradecieron la labor de Javier Moreno al frente de la dirección de El País en los últimos ocho años. El presidente ejecutivo de PRISA señaló que Moreno va a continuar en la compañía al frente de la coordinación, impulso y control de todos los contenidos informativos del grupo, tanto en América como en España, bajo la dependencia directa del consejero delegado de PRISA Noticias y del propio presidente ejecutivo.

Cebrián destacó el relevo en la dirección de El País, que se producirá el próximo 4 de mayo con la llegada de Antonio Caño. El ejecutivo dijo que el nuevo director deberá continuar con las tareas de transformación digital y universalización del periódico. Cebrián recordó que Caño lleva trabajando en PRISA más de 30 años y ha sido responsable, entre otras cosas, de la expansión del diario en América Latina.

Dentro de los cambios, la junta de accionistas de PRISA aprobó la incorporación a su consejo de administración de Claudio Boada, Roberto Alcántara y John Paton, tras las salidas de Harry Sloan, Martin Franklin y Nicolas Berggruen.

Nuevos proyectos

Cebrián dijo que aunque se ha firmado un pacto de no competencia por tres años con Random House en la venta de ediciones generales, El País podrá seguir editando libros como productos promocionales y lanzará una editorial en red para obras de no ficción.