Presentarán el lunes su propuesta de convenio de acreedores

Los bancos barajan socios y un consejero delegado para reestructurar Pescanova

Sede de Pescanova en Chapela (Pontevedra).
Sede de Pescanova en Chapela (Pontevedra).

Representantes de los principales bancos acreedores de Pescanova trabajarán durante el fin de semana para perfilar las modificaciones necesarias al convenio de acreedores presentado para evitar la liquidación del grupo gallego. Las entidades – –Sabadell, Popular, CaixaBank, Bankia, Novagalicia, BBVA y UBI Banca– tienen previsto entregar el documento definitivo al juez del concurso de Pescanova el lunes.

De acuerdo a fuentes que participan en las negociaciones, el viernes las entidades financieras diseñaron modificaciones al convenio presentado inicialmente por Damm en una reunión que finalizó a última hora de la tarde. Los cambios contemplan una devolución de deuda de 1.000 millones por parte de la multinacional pesquera en tres tramos (se estima que la deuda total del grupo supera los 4.000 millones); el convenio elaborado por Damm preveía la devolución de 700 millones.

Las mismas fuentes explicaron que el convenio ideado por la banca prevé también la inyección de 125 millones de euros de capital para mantener la actividad del grupo.

En este apartado las entidades han propuesto posibles socios industriales que inyectarían parte de esos 125 millones de euros.

Las fuentes consultadas indicaron que Popular ha dado tres nombres de potenciales socios industriales; dos Sabadell; dos BBVA; y otros tres NovacaixaGalicia. Además añadieron que también se baraja la designación de un nuevo consejero delegado que pilote la reestructuración de Pescanova.

Las modificaciones al convenio presentado por Damm introducidas por la banca tendrán que ser admitidas por el juez del concurso; en caso contrario la compañía entraría en fase de liquidación, extremo que, advirtieron las fuentes consultadas, no variaría el diseño de la nueva Pescanova y no supondría la desaparición del grupo.

El consejero de Economía e Industria de la Xunta, Francisco Conde, declaró el viernes que no contempla la liquidación de Pescanova, en cuyo caso, matizó, tampoco supondría “el fin” de la compañía, informó Efe.

La decisión de la banca deja de lado a Grupo Damm, primer accionista de Pescanova, y que durante el último año ha tratado de hacerse con el control de la empresa gallega.

El pasado mes de septiembre Damm logró imponer un nuevo consejo de administración en la empresa y a Juan Manuel Urgoiti como presidente, y elaboró un convenio de acreedores junto con Luxempart, otro de los principales accionistas de Pescanova.