La aseguradora ganó 52 millones durante el pasado ejercicio

Caser vuelve a dar beneficios después de las fuertes pérdidas de 2012

Sede principal de Caser, en el barrio de Las Tablas (Madrid).
Sede principal de Caser, en el barrio de Las Tablas (Madrid).

Caser obtuvo un beneficio neto de 51,6 millones de euros en 2013, lo que marcó su vuelta a la senda del beneficio, tras los números rojos por 151 millones de euros registrados. Asimismo, mantuvo un margen de solvencia del 204% sobre la cuantía legalmente exigida, lo que supone un exceso de 437 millones de euros.

El director general de la aseguradora, Ignacio Eyries, ha explicado durante la Junta General de Accionistas celebrada hoy en Madrid que “2013 ha sido un año atípico para la compañía, marcado por el proceso de reestructuración al que se vio sometido el sistema financiero español. Aún así, Caser ha mostrado una extraordinaria capacidad de reacción y se han tomado las medidas adecuadas que han devuelto a la compañía a la senda del beneficio”.

La compañía sufrió mucho durante el ejercicio 2012, tanto por las inversiones en productos híbridos emitidos por cajas de ahorros (como participaciones preferentes), como por la pérdida de algunas compañías de bancaseguros tras la reordenación del sector. Caser ha sido una de las pocas aseguradoras que ha tenido que acometer un Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Eyres también ha destacado que “con estos resultados se cumplen sobradamente las previsiones del Plan Estratégico 2013-2015 en su primera anualidad” y que ”el impulso dado a la mediación tradicional aporta ya un 30% de la cifra de facturación aseguradora”.

Volumen de negocio

La cifra de facturación se situó en 2.150 millones de euros, de los que 1.713 millones corresponden a volumen de primas. Por ramos, el de vida aportó a esta cantidad, 871 millones de euros y los de no vida, 842 millones de euros. El ratio combinado mejoró 2,6 puntos respecto a 2012, fundamentalmente por el descenso del ratio de siniestralidad que se redujo en cerca de cuatro puntos, pasando del 65,6% al 61,9%.

Los negocios de diversificación siguieron contribuyendo firmemente a la cuenta de resultados. En especial, el área residencias de Tercera Edad cuya cifra de facturación alcanzó en 2013 los 50,8 millones de euros, un 5% más respecto al ejercicio anterior. Caser Residencial se ha posicionado como un referente cualificado en el sector con 15 centros distribuidos por todo el territorio nacional, que suman más de 2.300 plazas de residentes y proporciona empleo a 1.300 personas.

Tras la reordenación del sector de cajas, el número de accionistas de Caser se ha reducido, pero su núcleo duro sigue estando compuesto por los bancos herederos de las antiguas cajas: Ibercaja, CaixaBank, Bankia, BMN.. También dos mutuas francesas tienen una importante participación. El presidente de la compañía sigue siendo Amado Franco, presidente de Ibercaja Banco.