Sus empresas colaboradoras incorporarán a más de 1.500 profesionales en 2014

Telefónica dispara la contratación de técnicos al acelerar el despliegue de fibra

Un técnico de una empresa colaboradora de Telefónica instala los servicios de fibra óptica en una casa.
Un técnico de una empresa colaboradora de Telefónica instala los servicios de fibra óptica en una casa.

La decisión de Telefónica de acelerar el despliegue de fibra óptica en España está impulsando las actividades entre sus empresas contratistas especializadas en la instalación de estas redes de nueva generación. Así, según las estimaciones de la operadora, en los primeros meses de 2014, el despliegue ha supuesto la contratación de más de 500 nuevos técnicos, que en este momento están ya en el periodo de formación y aprendizaje.

En las próximas semanas, Telefónica prevé que se van a incorporar de forma progresiva otros 1.000 nuevos técnicos para asegurar la consecución de los objetivos de despliegue y conexión planteados para este año. De esta forma, a lo largo de 2014 habrá cerca de 1.500 incorporaciones de personal técnico.

Estas nuevas contrataciones vienen a sumarse a las ya efectuadas desde que la operadora inició el despliegue intensivo de fibra en toda España, en el año 2012. Sólo en ese año, las empresas colaboradoras ampliaron sus plantillas en 3.200 personas, para incorporar otras 2.100 en 2013. De esta forma, en el total de los tres años se habrán generado 6.800 empleos directos en todas las provincias.

Telefónica asegura que está trabajando de manera intensa en todas las comunidades autónomas de la mano de sus empresas colaboradoras para agilizar las contrataciones y dotar a los técnicos de equipamiento.

El mayor número de contrataciones se está centrando en profesionales con un perfil muy técnico, especializados a nivel local. Las empresas colaboradoras de Telefónica van a necesitar expertos tanto para la propia actividad de despliegue de infraestructuras como en la segunda fase, la propia conexión de los clientes, llevando la fibra desde el portal al domicilio. La actividad aumentará en los próximos meses en la medida en que aumenten las migraciones de clientes desde el ADSL a la fibra, una de las estrategias que Telefónica prevé impulsar.

Lo cierto es que la operadora está acelerando su posicionamiento en la fibra, un negocio clave. Telefónica prevé cerrar 2014 con más de ocho millones de hogares con cobertura en esta tecnología (serían casi 11,5 millones de considerarse el total de unidades inmobiliarias), una cifra que casi duplica a la alcanzada a la conclusión de 2013.

La teleco defiende que 2014 va a ser el año más intensivo en capex desde que empezó el despliegue, puesto que extenderá la cobertura a más de 4,1 millones de hogares. El objetivo de Telefónica España, es llevar la red de fibra óptica al 80% de los hogares españoles en 2016, tal y como señaló su presidente, Luis Miguel Gilpérez, hace pocos días.

La operadora destaca la relevancia de la fibra para el crecimiento económico, al aumentar la productividad de empresas y administraciones. Según los datos de la CE, la banda ancha mejora la productividad en un 5% en el sector industrial y del 10% en el sector servicios, debido a la mejora en los procesos.

La mitad de costes que mantener el cobre

Las infraestructuras de nueva generación tienen un gran impacto en las operaciones de red de las telecos. Así, Telefónica explica que el churn o cambio de operador está muy por debajo del 1% con esta tecnología, pero aunque la inversión es mayor, la fibra es más barata en su mantenimiento y operación que otras redes como el cobre, porque apenas tiene averías. El coste de mantener y operar una red de fibra es la mitad que el de una de cobre, por ejemplo.

Dentro del proceso de despliegue de la fibra óptica, Telefónica instala en cada hogar un conversor óptico-eléctrico (ONT). Esta ONT, a la que va enchufado el router, se conecta a un distribuidor y desde allí a la central.

De igual forma, la conexión de fibra óptica es dedicada. Es decir, los 100 megas que llegan a casa del cliente no dependen de agentes externos ni se ven alterados por el número de usuarios en las propias infraestructuras.

La tecnología de fibra óptica está ofreciendo en la actualidad cien megas de bajada y diez de subida como estándar de mercado. Telefónica explica que tiene un recorrido casi infinito, con la ventaja añadida, además de su simetría, de que puede ofrecer las mismas velocidades de bajada que de subida, y esa es una de las características que la diferencian radicalmente del híbrido con coaxial.