Crecerá en 8.000 metros cuadrados, tras invertir varios millones

Amazon amplía la capacidad de su centro logístico en Madrid

Un trabajador de Amazon en su centro logístico de San Fernando de Henares, en Madrid.
Un trabajador de Amazon en su centro logístico de San Fernando de Henares, en Madrid.

Amazon, el gigante de comercio electrónico, necesita ampliar rápidamente su centro logístico en Madrid a medida que crece su negocio en España. La compañía explicó ayer que va a invertir “varios millones” de euros para agrandar en un 20% la capacidad de sus inslataciones en la localidad madrileña de San Fernando de Henares.

El director general de Amazon España, François Nuyts, indicó que este centro aumentará su superficie un 20%, pasando de los actuales 52.000 metros cuadrados actuales a 60.000. La compañía prevé acabar las obras para junio y estar preparados para la próxima campaña de Navidad, cuando Amazon dispara sus ventas.

Es la segunda ampliación de estas instalaciones que la empresa hace en 22 meses. “Estamos ganando espacio hacia arriba, y con esta última obra la nave tendrá tres plantas en total”, aclararon desde Amazon, que aseguran que la compañía va a seguir invirtiendo en España, tras ganarse la confianza de los consumidores españoles.

“Crecemos mucho, y necesitamos ampliar el centro de Madrid para extender nuestro catálogo de productos”, advirtieron los responsables de la firma en España. Amazon ha pasado de contar con 32 millones de productos hace tres años a los 38 millones que tiene en la actualidad, subrayó Nuyts.

La ampliación del centro logístico en San Fernando de Henares llega antes de que la compañía confirme o no oficialmente si finalmente abrirá otras instalaciones en Barcelona, que estarían ubicadas en El Prat de Llobregat (Barcelona), tal y como publicó CincoDías el pasado marzo. Amazon estaría negociando, antes de decidir si finalmente inaugura este segundo centro, con la Generalitat de Cataluña y con el Gobierno español, a través de la Secretaría de Estado de Comercio.

Nuyts insistió, en una visita con medios a sus instalaciones de San Fernando de Henares, que la apuesta de la compañía “es a largo plazo”.

Mientras llega o no la construcción de ese segundo centro, Amazon ha decidido llevar a cabo esta inversión más inmediata en Madrid, para ganar rápidamente capacidad. El centro de San Fernando de Henares se estrenó en octubre de 2012 y arrancó con 28.000 metros cuadradas. Más tarde ocupó 32.000 y, tras construir una primera torre, pasó a ocupar los 52.000 metros cuadrados ya apuntados. La compañía atiende desde estas instalaciones no solo a sus clientes en España, sino también a otros clientes del resto del Europa.

El centro madrileño, donde a finales de marzo trabajaban unas 350 personas (hasta 660 durante las pasadas Navidades), forma parte de la red europea de centros de distribución que la multinacional tiene en el Viejo Continente, donde cuenta en estos momentos con un total de 25 y 1,5 millones de metros cuadrados.

La compañía dijo igualmente que prevé introducir nuevas categorías de productos en España (no desveló cuales) y extender su servicio de recogida de productos en tienda. Recientemente, Amazon anunció un acuerdo con más de 1.200 puntos de la red de Kiala, perteneciente a UPS. Nuyts no descartó un posible acuerdo con Correos.

Un mando para la compra

Amazon también desveló durante el fin de semana un nuevo dispositivo, llamado Dash, similar en tamaño a un mando a distancia. El equipo, lanzado solo en EE UU, sirve para prevenir que el usuario se quede sin algún producto en casa. Así, el pequeño equipo cuenta con un lector de código de barras y un micrófono y se conecta por Wifi. Cuando el usuario detecta que se le ha acabado un producto, la leche, por ejemplo, puede escanear el código de barras del envase de la leche, o simplemente decirle de viva voz “añadir leche” y la petición queda anotada.

El producto se añade a la lista de tu compra de Amazon Fresh, la tienda online de Amazon de productos de alimentación, un servicio que la compañía prueba desde hace meses en California. Amazon quiere que Dash se convierta en un utensilio más de la cocina, una herramienta que simplifique a los usuarios su tarea de hacer la compra.