La oferta será una acción de la suiza por una de la francesa

Lafarge y Holcim aprueban su fusión y darán lugar a la mayor cementera del mundo con 32.000 millones en ventas

Lafarge y Holcim aprueban su fusión y darán lugar a la mayor cementera del mundo con 32.000 millones en ventas Ampliar foto

La creación del mayor grupo cementero del mundo ya está en marcha. Holcim y Lafarge han confirmado este lunes que llevarán a cabo su integración, en condiciones de igualdad, si bien se estructurará mediante el lanzamiento de una opa por parte de Holcim sobre Lafarge íntegramente en acciones y que dará lugar a la nueva LafargeHolcim.

El precio de la oferta será de una acción de la suiza por una de la francesa y estará condicionada a que dos tercios del capital de Lafarge acepte. Según datos de Reuters, los principales accionistas de Holcim son el suizo Thomas Schmidheiny y el empresario Filaret Galchev (dueño de la rusa Eurocement) controlan en total cerca del 31% del capital, mientras que los dos mayores accionistas de Lafarge son Groupe Bruxelles Lambert (GBL) –holding del magnate belga Albert Frere– y el empresario egipcio Nassef Sawiris (fundador de Orascom, adquirida por Lafarge), que tienen alrededor del 37% de las acciones.

El comunicado destaca que la aprobación de la fusión ha sido "unánime" en ambos consejos de administración y que cuenta con el respaldo de los principales accionistas de las dos compañías.

En conjunto, el nuevo grupo tendrá unas ventas mundiales de unos 32.000 millones de euros al año y ebitda de 6.500 millones, según han anunciado ambas en un comunicado, y esperan lograr unas sinergias de 1.400 millones de euros.

Wolfgang Reitzle (de Holcim) será el presidente de la nueva compañía resultante de la fusión, mientras que el actual consejero delegado de Lafarge, Bruno Lafont, será el primer ejecutivo. El consejo de administración del nuevo grupo estará integrado por siete miembros de cada empresa.

Las compañías prevén que la operación se complete en el primer semestre de 2015. Según Reuters, para lograr la aprobación de las autoridades de competencia, se espera que tendrán que desprenderse de activos por valor de 10 a 15% de su Ebitda.

En cuanto a las valoraciones, según los analistas, la fusión de Holcim (capitalización a cierre del viernes de 26.200 millones de euros) y Lafarge (18.400 millones de valor bursátil) será entre dos grupos muy parecidos por valor de empresa (incluido deuda y capital), no así de cotización: ambas tendrían un valor de empresa de 10 veces el ebitda. Sin embargo, Lafarge tiene un PER (precio en relación a beneficio) de 33 veces frente a Holcim, de 20,5 veces, según Reuters.

 Los directivos de ambas empresas han tenido en cuenta las fortalezas de su unión para competir en mejores condiciones con sus rivales de los países emergentes, que además de menores costes, cuentan con mercados domésticos mucho más dinámicos que los europeos. Entre las primeras productoras de cemento del mundo se encuentran las chinas CNBM y Anhui Conch. Por detrás están la alemana HeidelbergCement, la italiana Italcementi y la mexicana Cemex. La operación  aumenta la presión sobre otras compañías del sector y se prevé una oleada de integraciones para hacer frente a la caída de la demanda en los mercados más maduros.